Luis Méndez

SAN JUAN LALANA, CHOAPAM.- En el marco de la fiesta patronal de la comunidad del Arenal, en honor a San Isidro Labrador, de esta municipalidad, en los juegos deportivos participan niños basquetbolistas descalzos.

El equipo infantil de basquetbol es entrenado por los maestros de grupo, a falta de maestros especializados en educación física, en la escuela primaria rural indígena Vicente Guerrero de la comunidad de San Juan Evangelista.

Con la supervisión del director del plantel, profesor Israel Maldonado, los niños deportistas dominan el balón con estreza en la cancha y totalmente descalzos, como los niños triquis.

En la zona indígena no hay apoyo al deporte, sostiene el mentor, al asegurar que por parte del sector oficial no han recibido ni un balón y mucho menos uniformes o calzado propio para la cancha de juego, por lo que una comerciante los apoyó con el uniforme para participar en el torneo.

«Por eso los pequeños se avientan los partidos descalzos», como lo hicieron en la competencia intermunicipal, en el marco de los festejos a San Isidro Labrador, en la comunidad del Arenal, donde se coronaron victoriosos.

«Pero de ahí no pasamos, no hay manera para asistir a torneos, al menos fuera del municipio, por falta de apoyos», agrega, pese a que los niños son excelentes en la cancha y demanda apoyos para su escuela, porque no cuentan ni con cocina comunitaria.

La escuela primaria rural se ubica en la comunidad indígena chinanteca de San Juan Evangelista, municipio de San Juan Lalana, Choapam, en la zona norte de Oaxaca, en donde los pequeños entrenan rústicamente, pero dicen estar listos incluso para enfrentar a los niños triquis.

 

Compartir

Dejar respuesta