Ford de México contactará de forma personalizada con sus clientes para informarles de los pasos a seguir luego de que la casa matriz llamara a revisión un total de 273.229 autos Fusion 2013-2016 en Norteamérica, 3.765 de ellos en el país latinoamericano, informó este miércoles la compañía.

«En Ford tenemos el compromiso de ofrecer vehículos de primera calidad y estamos igualmente comprometidos con abordar los posibles problemas y responder con rapidez a nuestros clientes», señaló la oficina en México de la automotriz estadounidense en un posicionamiento proporcionado a Efe sobre este asunto.

Es por ello, indicó, que se ha optado por tomar la acción preventiva. «Si bien reconocemos las molestias que los llamados a revisión causan a nuestros clientes, consideramos que apreciarán las acciones que estamos tomando para garantizar su seguridad», abundó.

«Como parte de nuestro compromiso con nuestros clientes, estaremos contactándolos de manera personalizada para informarles sobre los pasos a seguir», puntualizó.

Ford Motor Company emitió este miércoles un llamado a revisión para los vehículos Fusion 2013-2016 con motor de 2,5 litros por un defecto en la transmisión que puede causar que los vehículos se muevan de forma inesperada cuando el cambio parece estar en posición de aparcado.

Explicó que en estas unidades el cojinete que conecta el cable de la palanca de cambios se puede degradar y desconectar de la transmisión.

Ford reconoció que tiene constancia de cuatro incidentes causados por el problema y que uno de ellos causó lesiones a una persona.

El defecto se da en 259.182 vehículos en Estados Unidos, 10.282 en Canadá y 3.765 en México.

El fabricante recomendó a los conductores de los vehículos afectados que utilicen el freno de mano mientras la compañía desarrolla una solución.

Ford también llamó a revisión unos 2.760 Ranger 2019 por otro defecto que ocasiona el mismo problema pero por distintas causas. Esta acción afecta a aproximadamente 2.500 vehículos en Estados Unidos y 260 en Canadá.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta