El trabajo voluntario, o tequio, de los comuneros considerados  guardianes de las especies animales en peligro de extinción lo muestra la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través de la plataforma digital del monitoreo biológico de las áreas protegidas de Oaxaca.

Pavel Palacios Chávez, director de la Conanp en la Sierra Juárez y Mixteca refiere que  esta herramienta digital, única a nivel nacional, consiste en mostrar de manera sistematizada, organizada y directa, las más de mil especies que se han podido avistar por medio de las cámaras de fototrampeo colocadas en una veintena de comunidades del estado.

Actualmente, menciona el portal ha sido alimentado con más de 100 mil fotos y videos que se han obtenido gracias al monitoreo que inició hace ocho años, pero se concretó en 2014 tanto por personal de la Conanp como de los mismos comuneros, quienes se han convertido en los guardianes de las especies.

«En aquel año fue posible el equipamiento a las brigadas comunitarias, para realizar las acciones de vigilancia y monitoreo, dotándolos de cámaras trampa, equipos GPS, binoculares y guías para el rastreo de mamíferos”.

El proceso de clasificación, revisión de las fotos y videos, depuración, y en sí la curaduría de imágenes, está a cargo de alumnos de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca y el Instituto Tecnológico del Valle de Oaxaca, entre otras escuelas, quienes destinan su servicio social para alimentar la plataforma.

La dirección http://dsjm-conanp-monitoreo.org está en línea, con un diseño sencillo para ser consultado por el público interesado.

«Esta aplicación pretende generar información relevante obtenida de manera sistemática y a largo plazo, sobre la distribución y abundancia de los carnívoros y sus presas enfatizando en los felinos”, comenta Palacio Chávez.

La plataforma que presenta el Monitoreo Comunitario de la Biodiversidad (MCB) permite consultar el tipo de área protegida, especie, clase, año, mes y horario del avistamiento.

La Conanp no pierde de vista de que en el futuro cercano –con capacitación y acompañamiento—sean los mismo comuneros quienes alimenten esa plataforma.

Las imágenes de aves, mamíferos, reptiles y felinos son captadas por cámaras de fototrampeo, instaladas en lugares estratégicos de comunidades voluntarias comprometidas con la preservación de su entorno y patrimonio natural.

Desde que inició el proyecto hasta la fecha se han podido identificar unas mil especies, como jabalíes, venados o gallinitas de monte, también se ha registrado la presencia de tapir y el hurón, conocido como “cabeza de viejo”. No obstante, una de las gratas sorpresas es la población de  jaguar en inmediaciones de la ciudad de Oaxaca.

Incluso, menciona el funcionario, los comuneros se han visto gratamente sorprendidos, pues descartaban la existencia de puma o tigrillos en sus senderos, “la gente ya creía que no se encontraban en este sitio”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta