La literatura de libreros y de librerías es bastante nutrida en el mercado editorial

A principios de 2017, Ediciones Acapulco lanzó una obra que llamaba la atención por su apuesta: Libreros. Crónica de la compraventa de libros en la Ciudad de México, coordinado por Mercurio López Casillas, de alguna manera la historia de los libreros de viejo en la capital del país a partir de las experiencias de una familia que se ha dedicado a rescatar tesoros bibliográficos y a buscar no solo al mejor postor, sino al más adecuado. No se trata de vender por vender.

La literatura de libreros y de librerías es bastante nutrida en el mercado editorial, a la que podría sumarse Diario de un librero (Malpaso Ediciones, 2018), de Shaun Bythell, quien es dueño de Book Shop, la librería de viejo más grande de Escocia, con más de 100 mil volúmenes y 2 kilómetros de estantería, localizada en la pequeña población de Wigtown.

Tenía 31 años de edad Bythell cuando decidió adquirir la librería, en 2001, bajo la creencia de que pasaría sus días sentado en una mecedora, viendo entrar a los clientes y crecer la cuenta bancaria. La realidad fue muy diferente, lo que no le quitó la diversión a un panorama un tanto sombrío, porque sí encontró con personajes excéntrico, con extraños turistas y hasta con clientes para enloquecer a cualquiera.

NEGOCIO QUE NO ES NEGOCIO

De ello trata el volumen: un diario escrito a lo largo de un año, entre febrero de 2014 y febrero de 2015, cerca de cumplir los 15 años como propietario de Bythell, en lo que más allá de ser una especie de sesión terapéutica, que en momento pareciera necesaria para el librero de viejo, sino un recorrido por la manera en que se puede gestionar un “negocio” que es todo… menos un negocio.

“Toda la especie desfila por la tienda: algunos regatean, recomiendan libros, son espectacularmente groseros, otros quieren contarte impúdicamente la historia de su vida, y otros se atreven a sonsacarte detalles de la tuya”, escribe Shaun Bytell en Diario de un librero. Son encuentros que pueden ser memorables, pero también divertidos, porque el librero está consciente de que adquirir Book Shop no ha dejado de ser una aventura.

VEREDICTO

10

Estructura: 10

Trama: 10

Ritmo: 10

TOP 3. OTROS LIBREROS

RIALTO, 11.

Belén Rubiano

Memorias y reflexiones sobre el cierre de un espacio tradicional en Sevilla.

LA LIBRERÍA

Penelope Fitzgerald

La historia de Florence, quien abre la primera librería del pueblo.

LIBROS Y LIBREROS EN EL S. XVI FRANCISCO FERNÁNDEZ DEL CASTILLO

Destaca el control de la cultura en la Nueva España.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta