Donald Trump enviará a la frontera con México militares armados, luego de que tropas mexicanas entraron accidentalmente a Texas y detuvieron a unos guardias nacionales por confusión

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Donald Trump enviará a la frontera con México militares armados, luego de que tropas mexicanas entraron accidentalmente a Texas y detuvieron a unos guardias nacionales por confusión.

Según escribió Trump ayer en su cuenta de Twitter, militares mexicanos habrían apuntado con sus armas a los guardias estadunidenses “posiblemente como una táctica distractora para el narcotráfico”.

Agregó que para que esto “no vuelva a ocurrir”, ahora desplegará soldados armados en los límites con México.

En otro mensaje, el mandatario advirtió que cerrará la parte de la frontera a la que llegue la caravana que ahora se encuentra en camino en territorio mexicano.

Trump dijo que el gobierno de México ha detenido a integrantes de una caravana de 20 mil personas, pero que parte de ese contingente continúa su avance hacia la frontera estadounidense.

«México debe detener a los que restan o cerraré el sector de la frontera al que llegue y mandaré a tropas armadas. Los coyotes y cárteles tienen armas”, declaró.

El pasado 13 de abril, tropas mexicanas detuvieron a dos soldados de la Guardia Nacional en territorio estadunidense.

El Comando Norte, que controla las tropas en la frontera, informó que investigó el incidente y lo mismo hizo la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), y encontraron que los militares mexicanos pensaban que los guardias nacionales estadunidenses habían incursionado en territorio nacional.

El incidente ocurrió en las inmediaciones de Clint, Texas, un área remota al sureste de los límites entre El Paso, Texas, y Ciudad Juárez, Chihuahua.

Aunque los guardias nacionales viajaban en un vehículo de CBP al ser detenidos, los militares mexicanos desconocían la unidad.

El Comando Norte informó que las tropas mexicanas pensaron que los guardias nacionales habían entrado armados a México y despojaron a uno de los guardias de un arma corta que llevaba a la cintura.

“No vamos a pelearnos”

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó confrontarse con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, luego del mensaje que emitiera la mañana de ayer a través de Twitter, respecto al incidente en que militares mexicanos habrían apuntado a integrantes de la Patrulla Fronteriza, el pasado 13 de abril, en la frontera con Texas.

«No vamos a caer en ninguna provocación, le digo al presidente Donald Trump que nosotros queremos mantener una relación respetuosa y de amistad con su gobierno”, indicó.

Informó que analizarán este episodio de seguridad bilateral tomando en cuenta sus comentarios, pero actuando de conformidad con la ley en el marco de nuestra soberanía.

«Lo más importante es decirle que no vamos a pelearnos con el gobierno de Estados Unidos. Lo más importante es decirle que queremos una relación de respeto mutuo y de cooperación para el desarrollo”, agregó.

 

Esta nota originalmente se publico en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta