Se prevé que el proyecto del aeropuerto, que incorpora 14 estudios de preinversión, se presente en la feria más importante de la industria en el país

El gobierno federal presentará el plan maestro del Aeropuerto Internacional Santa Lucía (AISL) en el marco de la tercera edición de la Feria Aeroespacial de México (Famex), que comienza hoy en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México, indicó una fuente cercana a la administración federal.

En agosto de 2018, Grupo Riobóo presentó un documento que incorporó un anteprograma de la obra, un antepresupuesto y un anteproyecto arquitectónico, en el cual se contemplaba un periodo de dos meses para la realización de preinversión.

En enero de este año comenzaron las licitaciones para 14 estudios de preinversión, entre los que se encuentran el plan maestro, que corre a cargo de Aeropuertos de París (ADP Group), una firma del gobierno francés. Además, los estudios de factibilidad aérea (que indicaría la viabilidad de las operaciones simultáneas entre los aeropuertos de la Ciudad de México, Santa Lucía y Toluca) los lleva a cabo NavBlue, compañía filial del gigante francés Airbus.

Otros de los estudios se relacionan con las condiciones meteorológicas, la geotecnia, la factibilidad económico-financiera, así como la manifestación de impacto ambiental, que recientemente se hizo pública a través de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Para los estudios de preinversión se destinaría un monto de 889 millones de pesos (mdp) al finalizar el año.

Convencer en casa

La presentación del proyecto tiene una fuerte carga simbólica al realizarse en la base aérea que resguardará al proyecto, pero también en el marco de la Famex, una feria que agrupa a las empresas y los órganos aeronáuticos más importantes del país y a nivel mundial.

En este encuentro, que espera la visita de 505 empresas del sector provenientes de 35 países, también se estarán subastando 60 aviones y 70 helicópteros de la flota oficial del gobierno federal, entre estos el Boeing 787 Dreamliner, el avión presidencial que adquirió la administración de Felipe Calderón y que estrenó el ex presidente Enrique Peña Nieto.

La presentación del proyecto, además, se dará en medio de la circulación de información desprendida de la manifestación de impacto ambiental que apunta a un aumento en el presupuesto de 11.7%, y una advertencia de que podría comenzar a mostrar señales de saturación en 10 años, aunque en materia medioambiental las afectaciones serían “mínimas”, y en su mayoría temporales.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta