Hasta cuatro meses sin tratamiento. Ese es el tiempo que llevan un grupo de personas portadoras del VIH, el virus que cuasa el si sida, gracias una terapia basada en un anticuerpo que bloquea el sitio de unión del VIH conlas células inmunitarias humanas. Según un ensayo clínico en fase 2 publicado hoy en «The New England Journal of Medicine», el anticuerpo, conocido como UB-421, es seguro y no induce la producción de VIH resistente a los anticuerpos.

El estudio que ha sido realizado en Taiwán y coordinado por Chang Yi Wang, Director Científico y Presidente de United BioPharma, seleccionó a 29 voluntarios con VIH que tenía el virus bajo control. Todos ellos suspendieron sus tratamientos antirretrovirales en el momento de su primera infusión con el anticuerpo o una semana más tarde, dependiendo de su régimen de terapia antiretroviral.

El estduio se dividió en dos grupos: 14 recibieron ocho infusiones semanales regulares de UB-421, mientras que 15 ocho infusiones de dosis más altas cada dos semanas. Al final del periodo de tratamiento de 8 o 16 semanas, todos los voluntarios reiniciaron su régimen de terapia antirretroviral (TAR) y se evaluaron hasta ocho semanas después. Solamente un voluntario interrumpió el tratamiento debido a una erupción cutánea leve,

Hasta ahora, los ensayos con infusiones experimentales de anticuerpos ampliamente neutralizantes, o bNAbs, habían logrado suprimir el VIH durante aproximadamente dos semanas al atacar a las proteínas en el propio virus, pero la rápida tasa de mutación del VIH induce cepas resistentes a los anticuerpos que hacen que el tratamiento sea ineficaz.

Los ensayos con infusiones experimentales de anticuerpos ampliamente neutralizantes habían logrado suprimir el VIH durante aproximadamente dos semanas al atacar a las proteínas en el propio virus

Sin embargo, UB-421 teóricamente evita esta posibilidad mediante el bloqueo de una proteína humana estable que el VIH utiliza para infectar las células T . De hecho, en este trabajo no se observó resistencia a UB-421.

Debido a que este pequeño estudio no incluyó un grupo de comparación que recibiera una infusión de placebo, los investigadores han planificado más estudios en Taiwán y Tailandia para evaluar la seguridad y eficacia de UB-421 como tratamiento para el VIH.

 

Esta nota originalmente se publicó en abc.es

Compartir

Dejar respuesta