Hoy procura que aquella ventana que mira a la calle en tu cuarto
se tenga cerrada, porque no vaya a ser yo el viento de la noche
y te mire y recorra la piel con mi aliento
y hasta te acaricie y te deje dormir
y me meta en tu pecho y me vuelva a salir
y respires de mí…
O me vuelva una estrella y te estreche en mis rayos
y todo por no hacerme un poco de caso
ten miedo de mayo
y ten miedo de mí
porque no vaya a ser que cansado de verte
me meta en tus brazos para poseerte y te arranque las ropas
y te bese los pies
y te llame mi diosa
y no pueda mirarte de frente
y te diga llorando después:
por favor tenme miedo
tiembla mucho de miedo mujer
porque no puede ser…

A través de sus redes sociales, el artista aseguró que es una persona de reconocida solvencia moral, que en todos sus actos se ha conducido de forma correcta y sin haberse involucrado en temas jurídicos en los que se le acuse por llevar a cabo actos ilícitos o indebidos.

El cantautor Fernando Delgadillo apela al principio de presunción de inocencia, tras ser señalado en una denuncia anónima del movimiento #MeToo como una persona que se aprovecha de su fama para obtener beneficios sexuales con diferentes mujeres.

En el comunicado difundido en su cuenta de Twitter @DelgadilloFer, señaló: “Con toda firmeza que las acusaciones que se me formulan de manera anónima son falsas”.

Indicó que la denuncia anónima le impide defenderse de manera adecuada, “porque la misma no se sustenta en prueba alguna y tiene como consecuencia, únicamente, el buscar desprestigiarme profesional y familiarmente.

Comunicado de Fernando Delgadillo

 

«Soy un cantautor que ha luchado siempre por la libertad de expresión, haciendo de la misma una bandera y una forma de protesta a las circunstancias que no nos gustan en la sociedad”, recordó.

En ese sentido, invitó a todas las personas que hayan sido víctimas de algún abuso por parte de cualquier persona, que se acerquen a las autoridades para que les den la protección que necesitan y probar sus acusaciones a fin de evitar tanto el mal uso de foros como el #MeToo, y como un daño moral a quienes son señalados, “que en ocasiones puede ser irreversible”.

“Estoy a favor de que se proteja a las víctimas de esos actos, con todos los recursos que tenga el Estado para ello y de que se sancione a los culpables hasta las últimas consecuencias, pero en un procedimiento donde se le dé oportunidad de defenderse al denunciado y se venza su presunción de inocencia. Por un México mejor, denunciemos ante las autoridades correspondientes”, concluyó.

 

 

Compartir

Dejar respuesta