Iván Castellanos

Integrantes de la organización Sol Rojo tomaron las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en las calles de Reforma y Humboldt, a la cual responsabilizan del crimen del activista Luis Armando Fuentes Aquino en el Istmo de Tehuantepec, quien se oponía a un proyecto eléctrico.

Indicaron que se tiene represión hacia las organIzaciones y comunidades que manifiestan su rechazo hacia este tipo de obras, las cuales consideran que afecta los bienes naturales y sus derechos.

Además, señalaron que también se tienen otros casos en país en donde se han presentado situaciones similares, con el crimen de varios activistas.

Exigieron que el gobierno federal atienda estos reclamos, que escuche a las comunidades y que frene las agresiones que se tienen en contra de los defensores de los derechos de los pueblos.

Compartir

Dejar respuesta