Iván Castellanos

Médicos que pertenecieron al programa Prospera realizaron una feria de la salud en el Zócalo capitalino para exigir una audiencia con el gobierno estatal, para que se les indique qué sucederá con sus plazas pues ahora el programa fue desaparecido por las autoridades federales.

Encabezados por el doctor Saúl Mesinas García, indicaron que desde el 31 de marzo pasado no han recibo respuestas pasa saber qué pasará con su labor, aún cuando han buscado los mecanismos para encontrar una solución.

Son más de 270 empleados que están en la incertidumbre, además, muchos son la única presencia médica en sus comunidades «donde no tienen ahora servicios», dijo.

Piden que se verifique lo que va a pasar porque son el sostén de sus familias, además, la mayoría tiene años de servicio, por lo que esperan ser atendidos para que se tengan avances de consideración.

Compartir

Dejar respuesta