El taxista que iba alcoholizado, subió a la bahía, tiró una de las bombas suministradoras y volcó su automóvil que quedó con las llantas hacia arriba

CIUDAD DE MÉXICO.- El despachador de una gasolinera se debate entre la vida y la muerte debido a que fue atropellado la noche de ayer por el conductor de un taxi que invadió una de las bahías donde se abastece el combustible, cuyo vehículo quedó volcado.

La estación de gasolina se encuentra ubicada sobre la Calzada Ermita Iztapalapa y Puentetitla, en el Barrio San Lucas, alcaldía de Iztapalapa.

Además, una de las bombas suministradoras quedó averiada al ser golpeada por el taxi capitalino, placas de circulación A-2619-L donde el chofer quien presuntamente venía ebrio también resultó herido.

Ambas personas fueron asistidas por personal de Protección Civil Iztapalapa y bomberos de misma demarcación, los cuales fueron llevados a un hospital público donde el conductor cuenta con custodia policíaca para ser detenido.

Horas después trascendió que el despachador de gasolina murió.

 

Esta ota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta