Suba las escaleras, vaya en bicicleta al trabajo o salga del metro una estación antes y camine

Para mejorar su condición física no es necesarios hacer actividades que no le gustan o le cansan. Este es el mensaje principal de una investigación presentada hoy en EuroPrevent 2019. Se trata del estudio más grande realizado hasta la fecha sobre la aptitud cardiorrespiratoria en personas sanas que ha visto que moverse más está relacionado con una vida más larga, independientemente de la edad, el sexo y el nivel de aptitud física inicial.

«Muchas personas piensan que tienen que ir al gimnasio y hacer ejercicios intensos y prolongados para ponerse en forma», afirma el autor del estudio, Elin Ekblom-Bak, de la Escuela Sueca de Deportes y Ciencias de la Salud en Estocolmo (Suecia). Sin embargo, añade, «no tiene que ser tan complicado. Para la mayoría de las personas, simplemente ser más activo en la vida diaria –sustituir el ascensor por las escaleras, salir del metro una estación antes de la indicada, ir en bicicleta al trabajo- es suficiente para beneficiar la salud. Cuanto más hagas, mejor».

Las personas con niveles más bajos de aptitud cardiorrespiratoria tienen más que ganar al aumentar su condición física

El estudio ha incluido a 316.137 adultos de 18 a 74 años de edad que tuvieron su primer examen de salud en su trabajo entre 1995 y 2015 en Suecia. Se valoró la aptitud cardiorrespiratoria, es decir, la cantidad máxima de oxígeno que el corazón y los pulmones pueden proporcionar a los músculos durante el ejercicio.

La mala condición física es tan perjudicial como el tabaco, la obesidad y la diabetes, incluso en adultos sanos

Los registros nacionales suecos se utilizaron para obtener datos sobre la mortalidad por todas las causas y los eventos cardiovasculares por primera vez (infarto de miocardio fatal y no fatal, angina de pecho o accidente cerebrovascular isquémico) durante 1995-2015.

El análisis mostró que el riesgo de mortalidad por todas las causas y eventos cardiovasculares se redujo en 2,8% y 3,2%, respectivamente, con cada mililitro de aumento la aptitud cardiorrespiratoria. Dichos beneficios se observaron tanto en mujeres como eh varones, en todos los grupos de edad y en todos los niveles de condición física. Los estudios anteriores han sido demasiado pequeños para determinar si todos estos subgrupos se benefician de la mejora de su condición cardiorrespiratoria.

Un dato muy importante es que el aumento en la condición física fue beneficioso independientemente del punto de partida. Según Ekblom-Bak, «esto sugiere que las personas con niveles más bajos de aptitud cardiorrespiratoria tienen más que ganar al aumentar su condición física».

Para la mayoría, simplemente ser más activo en la vida diaria –sustituir el ascensor por las escaleras, salir del metro una estación antes de la indicada, ir en bicicleta al trabajo- es suficiente para beneficiar la salud

A tenor de estos datos, la investigadora cree que la mejora en la condición física debe ser una prioridad de salud pública y algo que debe valorarse en la consulta al médico. «Una investigación previa ha demostrado que los niveles de condición física en la población general han disminuido en un 10% en los últimos 25 años. La mala condición física es tan perjudicial como el tabaco, la obesidad y la diabetes, incluso en adultos sanos, pero a diferencia de estos otros factores de riesgo no se mide de forma rutinaria».

 

Esta nota originalmente se publicó en abc.es

Compartir

Dejar respuesta