Mick Jagger solo ha necesitado una semana para estar de vuelta. El líder de los Rolling Stones tuvo que ser intervenido del corazón mediante un cateterismo, el pasado 4 de abril porque tenían que reemplazar una válvula defectuosa. La operación salió bien y el cantante, de 75 años, lleva varios días en reposo.

Una de las pocas actividades que puede hacer el artista es pasear, y así, paseando por un parque, se ha mostrado ante sus seguidores en su primera imagen después de la cirugía. Tras la operación, Jagger escribió un mensaje en sus redes en el que agradecía los muchos mensajes de apoyo recibidos y afirmaba que se encontraba «mejor» y «en plena recuperación». Ahora, el cantante aparece vestido con vaqueros, camisa, zapatillas de deporte y gorra con aparente buen aspecto entre árboles y flores. Como único título ha escrito: «¡Un paseo por el parque!».

Famosos como la modelo Naomi Campbell, el músico Lenny Kravitz o el presentador Piers Morgan le han mandado mensajes de cariño. Su hija Georgia le escribía: «Te quiero papi»; mientras que su hijo Lucas le mandaba un puñado de corazones.

Apenas se han sabido detalles del estado de salud del cantante. La pasada semana, su hermano Chris, de 71 años, explicó a The Sunday People que había hablado con Mick y se encontraba «mejor» y que el problema cardíaco de Jagger es algo hereditario: «Tiene ese problema con la válvula. Su padre murió de eso». «Cuando cumples 70, tienes que empezar a ir con cuidado», explicó el hermano de la estrella, que también contó que «al menos no ha tenido que esperar la cola de la Seguridad Social».

La operación de Jagger obligó al grupo a cancelar su gira de conciertos por América del Norte, que tenían prevista durante más de dos meses, entre el 20 de abril y el 29 de junio. El cantante quiso disculparse con sus seguidores con un mensaje. «Odio decepcionaros de esta manera, estoy devastado por tener que posponer la gira, pero voy a trabajar muy duro para volver al escenario lo más rápido posible … Una vez más, os pido disculpas», escribió en Twitter.

La vida de Jagger siempre se ha caracterizado por sus excesos, delante y detrás del escenario. Sin embargo, sus últimos matrimonios y problemas de salud han hecho que baje el ritmo considerablemente. La estrella del rock ya no bebe alcohol y sigue una rutina de entrenamiento diario para mantenerse en forma, además de seguir una estricta dieta a base de zumos, pasta, pescado y pollo y suplementos vitamínicos.

 

Esta nota originalmente se publicó en El País

Compartir

Dejar respuesta