La construcción de la nueva refinería planteada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es una mala idea porque tiene una probabilidad de éxito de solo 2%, de acuerdo con un análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

“En el 97% de los escenarios modelados, el proyecto de la refinería de Dos Bocas destruye valor para Pemex y por ende no debería de ser llevado a cabo”, apuntó la organización dirigida por Manuel Molano en el documento de análisis.

El think tank mexicano dio cinco razones por las que el proyecto no será rentable:

  • El aumento en el uso de energías limpias mientras disminuye la demanda de hidrocarburos.
  • Con las refinerías actuales se puede aumentar la producción de combustibles.
  • La refinación de crudo es la etapa menos rentable en la cadena de valor.
  • Los costos de inversión y tiempos de construcción son muy altos y volátiles.
  • La producción de crudo ha caído en los últimos 18 años, de continuar así Pemex tendría que importar petróleo para abastecer a la nueva refinería.

La Secretaría de Energía (Sener) estima que la refinería cueste hasta 8,000 millones de dólares, desde un precio inicial de 6,000 mdd, y se construya en solo tres años. Este año desembolsará 2,650 mdd aproximadamente para iniciar su construcción.

La metodología del análisis utiliza como indicadores de rentabilidad el valor presente neto y la tasa interna de retorno del proyecto de refinería.

Además, IMCO implementó una simulación Monte Carlo, esquema que construye 30,000 escenarios donde múltiples variables clave son recreadas.

“Este ejercicio no considera los costos de construcción de infraestructura adicional, como ductos e instalaciones de almacenamiento, o la remodelación del puerto de Dos Bocas para recibir buques de hondo calado”, agregó el IMCO en el documento.

La organización propuso cancelar el proyecto y explorar otras opciones para mejorar condiciones de abasto en el mercado de gasolinas y diésel, como inversiones en logística y almacenamiento de combustibles, así como reasignar recursos a actividades que incrementen la viabilidad financiera de Pemex como la exploración y producción de petróleo crudo.

Forbes México consultó a la Sener sobre el tema, pero no hubo respuesta.

Esta nota originalmente se publicó en Forbes
Compartir

Dejar respuesta