La vocera de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que el presidente eligió como reemplazo de Randolph ‘Tex’ Alles a James Murray, un oficial de carrera en esa dependencia y que tomará el cargo en mayo

El jefe del Servicio Secreto de Estados Unidos, que custodia al presidente Donald Trump y a los jefes de estado visitantes, está próximo a renunciar, informó la Casa Blanca, en lo que supone la última señal de turbulencia dentro del gobierno.

«El director del Servicio Secreto de Estados Unidos, Randolph ‘Tex’ Alles … se irá pronto y el presidente Trump seleccionó a James M. Murray, miembro de carrera de la USSS, para que asuma el cargo de director a partir de mayo», dijo la portavoz de Trump, Sarah Sanders, en una declaración.

«El director del Servicio Secreto de EU, Randolph ‘Tex’ Alles, ha hecho un gran trabajo en la agencia durante los últimos dos años, y el presidente está agradecido por sus más de 40 años de servicio al país», agregó Sanders en el comunicado.

El mensaje de Sanders llegó poco después de que varios medios informaran de que Trump había pedido a su jefe de gabinete en funciones, Mick Mulvaney , que despidiera a Alles.

Murray, de quien hay poca información pública, no necesitará la confirmación del Senado para reemplazar a Alles, que dirigía el Servicio Secreto desde abril de 2017, tres meses después de que Trump llegara al poder.

El Servicio Secreto depende del Departamento de Seguridad Nacional, que hasta este domingo dirigía Kirstjen Nielsen.

La Casa Blanca no dio una razón para el despido de Alles, pero el Servicio Secreto ha recibido algunas críticas a raíz del caso de Yujing Zhang, una mujer que a comienzos de abril consiguió adentrarse en el perímetro del club privado de Trump en Florida, Mar-a-Lago.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta