El presidente Andrés Manuel López Obrador prometió al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, que agilizarán el proceso para que el gobierno federal se haga cargo de la educación del estado.

Ante los problemas que tiene Michoacán en el sector educativo y la constante exigencia del gobernador para que sea la federación la que se haga cargo, el Presidente se comprometió a asumir esta responsabilidad.

“Y se lo digo al gobernador, aquí estamos en la mejor disposición para que se federalice la educación, que el gobierno federal se haga cargo de todo lo que tiene que ver con la educación de Michoacán”, dijo.

Puso como ejemplo el caso de la Ciudad de México, en donde es el fobierno federal el que se encarga de la educación y el pago de nómina a los maestros.

“¿Han escuchado que tengan problemas los maestros de la Ciudad de México? ¡No! ¡No hay! Así que venga el sistema educativo, se federaliza y nosotros nos hacemos cargo”, dijo mientras algunos asistentes gritaban ¡fuera CNTE!

Tanto el gobernador como el Presidente enfrentaron abucheos durante el evento por lo que López Obrador convocó a la unidad.

López Obrador acudió a la entidad para presentar el sistema de universidades Benito Juárez y a entregar apoyos de los programas sociales.

Propuso terminar con la serie de desencuentros con el gobernador perredista derivado de la responsabilidad de incorporar más de 10 mil plazas al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo.

La falta de pago ocasionó que integrantes de la sección 18 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación instalaran un plantón en las vías férreas que duró 28 días y dejó pérdidas millonarias.

“Lo vamos a hacer con el gobernador de Michoacán y de una vez les digo, con toda franqueza, ya chole con los pleitos. Ya no estamos para pleitos, es hora de reconciliación, ¿o les gusta el pleito? Sí quieren pleito peléense con la corrupción”, dijo a los asistentes a la concentración.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta