CIUDAD DE MÉXICO.- Con la cancelación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) se perderá una derrama económica superior a ocho mil 235 millones de dólares, de 95 proyectos de empresas con cartas de intención de invertir en ellas, “así como la generación de poco más de 31 mil empleos directos”, confirmó Gerardo Gutiérrez Candiani, quien fue el primer titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE.

Al ser cuestionado sobre la eventual cancelación de este proyecto que contempla incentivos fiscales, aduaneros y económicos para detonar la inversión en el sur y el sureste del país, advirtió que “se enviará el mensaje a todo el mundo de que no podemos dar continuidad a proyectos de largo plazo, ni certidumbre a los inversionistas”.

Destacó que las Zonas Económicas Especiales “no son iniciativas de un gobierno, sino del Estado, que deben trascender administraciones y órdenes de gobierno en beneficio del crecimiento económico”.

Además, detalló que hasta antes de la transición, había un cúmulo de inversiones, que prácticamente requería los últimos permisos, por dos mil 792 millones de dólares, los cuales significaban una generación de cinco mil 950 empleos. “Sin embargo, eso es apenas lo que se daría con el banderazo de salida”.

La zona a la que se destinaría una mayor inversión en el corto plazo sería la de Lázaro Cárdenas-La Unión con cuatro mil 544 millones de dólares, seguida de Coatzacoalcos, con mil 396 millones de dólares.

«En Lázaro Cárdenas se perderán inversiones, principalmente en producción de acero. En Puerto Chiapas, refinación, envasado y transformación de aceites vegetales. En Coatzacoalcos, sistemas de almacenamiento de gas y procesamiento de sosa cáustica. En Progreso, proveeduría de servicios tecnológicos”, dijo.

El exfuncionario refirió que en el largo plazo, la prospectiva de los dictámenes de las siete primeras ZEE contempla inversiones por 42 mil 287 millones de dólares, así como la generación de casi 368 mil empleos.

Fue el 28 de septiembre del 2017 cuando se emitieron las declaratorias de las zonas de Lázaro Cárdenas-La Unión; Puerto Chiapas y Coatzacoalcos. El 18 de diciembre del mismo año, la de Progreso y Salina Cruz.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta