El expresidente de Estados Unidos Barack Obama advirtió que cerrar las fronteras físicas provocará “más conflictos y cada vez más choques entre los pueblos”, sobre todo cuando el mundo vive un momento tecnológico en el que la información no conoce límites.

Durante su participación en la 19 cumbre del World Travel & Tourism Council (WTTC) en Sevilla, España, consideró que el nacionalismo y las xenofobias son “caminos peligrosos” que llevan a políticas públicas que miran al pasado, como la construcción de muros.

“La gente que tiene miedo encamina políticas que miran al pasado y que mandan a construir muros; son políticas que en Estados Unidos no son atractivo para los jóvenes, es algo que rechazan frontalmente y hay una correlación fuerte entre la actitud progresista hacia las diferentes culturas, necesidades u orientaciones sexuales y la edad”, expresó.

El estadunidense mencionó que los levantamientos políticos en Estados Unidos, o algunos de los populistas que están surgiendo en Europa o en Canadá, “son solo reacciones a los cambios económicos y también a que sienten que su estatus se está erosionando, o la sensación de que se daña lo que es su país, y quieren hacer muros de verdad o metafóricos para preservar lo que ellos creen que son”.

Señaló que por ello surgen “nacionalismos, xenofobias y estos son caminos peligrosos. Yo tengo una visión diferente: creo en unir a la gente y no separarla”. También celebró que las generaciones jóvenes ayudarán a asentar los derechos de la mujer y civiles.

“La buena noticia es que los jóvenes son más sensibles con esta agenda, la mala noticias es que las personas mayores votan más, por eso es necesario involucrar a los jóvenes en la política y mostrarles que las instituciones responden a sus necesidades”, indicó.

Obama afirmó que el turismo es la industria que recuerda a la población el valor de la increíble diversidad planetaria; sobre los sitios que le faltan por visitar, mencionó Angkor Wat, Camboya; Bahía, Brasil; Patagonia, Argentina, y Antártida.

En un diálogo con el consejero delegado de la cadena hotelera Hilton, Christopher Nassetta, bromeó respecto a que lo que más extraña de ser presidente es el Air Force One.

TURISMO Y CIVILIZACIÓN

En su discurso en la inauguración de la cumbre de WTTC, el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, aseguró que la realidad mundial está “amenazada” por quienes hablan de muros, identidades puras y naciones irredentas.

Destacó que el turismo es necesario para desterrar la desconfianza, ampliar horizontes y no levantar muros, así como para entender el mundo como un espacio abierto, tolerante y solidario.

“Es una forma de ver la realidad que ahora está amenazada desde distintos flancos; se habla de muros y de repliegues, de identidades puras y de naciones irredentas, por eso que el sector turístico es tan importante hoy”, aseveró.

Sánchez destacó que el año pasado España se consolidó como el principal destino turístico a escala mundial, por lo que continuarán las inversiones para mantenerse en esa posición.

“Nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar, es algo que la humanidad ha comprobado a lo largo de su historia; viajando se conoce más y mejor a los demás, pero también se conoce más y mejor a uno mismo.

“De esa doble exploración hacia afuera y hacia adentro nace lo mejor del ser humano, su capacidad de empatía, su ansia de conocimiento y sus ganas de romper barreras físicas y mentales”, comentó.

El presidente español aseveró que gracias al turismo existen las civilizaciones, los derechos humanos, los avances científicos y tecnológicos, porque “hubo viajeros, personas curiosas, que se cuestionaron todo”.

“EPOCA DE ORO”

La presidenta y gerente general del WTTC, Gloria Guevara, aseguró que el turismo vive su “época de oro” al generar 10.4 por ciento del producto interno bruto (PIB) mundial.

Resaltó que el año pasado registró 319 millones de empleos a nivel internacional; es decir, uno de cada 10 y uno de cada cinco nuevos puestos laborales son del sector.

“Estamos en la edad de oro… hemos crecido 3.9 por ciento (el año pasado 3.2) y fuimos el segundo sector de mayor crecimiento en el mundo, solo detrás de la fabricación, pero delante de la construcción, la salud y los servicios financieros”, detalló.

Guevara comentó que los avances tecnológicos y el turismo van de la mano y en un futuro no lejano se vio “sin llevar un pasaporte físico, sino que mi biométrica me va a permitir embarcar un avión, un tren, un crucero, recoger mi coche de alquiler o hacer mi check-in en el hotel”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta