Los aseguramientos de droga por acciones del Ejército mexicano se desplomaron en el primer trimestre del mandato de Andrés Manuel López Obrador.

“No hay guerra, oficialmente ya no hay guerra. Nosotros queremos la paz, vamos a conseguir la paz”, dijo López Obrador en una de sus ya protocolarias conferencias matutinas, ante el cuestionamiento sobre si se mantenía la guerra contra el narcotráfico, el pasado 30 de enero.

Entre el 1 de diciembre del año pasado y el 28 de febrero de este 2019, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que se aseguraron 30,563 kilogramos de mariguana.

Dicha cifra es menos de una tercera parte de lo que se aseguró en el primer trimestre del sexenio de Enrique Peña Nieto —del 1 de diciembre del 2012 a febrero del 2013— cuando el Ejército informó el aseguramiento de 102,831 kilogramos del mismo enervante.

Mientras que si se compara con el mismo periodo de la administración de Felipe Calderón Hinojosa (diciembre del 2006 a febrero del 2007), los aseguramientos del primer trimestre de la administración de López Obradorsignificaron alrededor de 38% de 79,800 kilos que se aseguraron en el inicio de la gestión calderonista.

Por otra parte, la cocaína y la goma de opio son las drogas que muestran un mayor detrimento en su aseguramiento con AMLO, en comparación con el inicio de la gestión de los dos últimos presidentes mexicanos.

Sólo 4 kilos de cocaína fueron asegurados entre diciembre y febrero pasados; en el mismo periodo de Peña Nieto fueron 1,331 kilos y con Calderón unos 1,469 kilos.

Opio y metanfetamina

De goma de opio, la Sedena aseguró en el primer trimestre de la nueva administración federal sólo 1 kilo; en el periodo equivalente de la administración de Peña se aseguraron 149 kilos y con Calderón fueron 10 kilos.

En el reporte de aseguramientos de drogas, como parte de las acciones implementadas en la lucha contra el narcotráfico, en el primer trimestre de la administración de López Obrador la Sedena reportó el aseguramiento de 17 kilos de metanfetamina; en el primer trimestre del sexenio de Peña Nieto se decomisaron 2,511 kilogramos, y en el de Calderón, 39.

Funcionarios de alto nivel como la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero han enfatizado que en la administración de López Obrador se cambiará la estrategia de combate al narcotráfico. Fue la misma ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien presentó por Morena en el Senado de la República hace unos meses una propuesta de ley en la que se despenaliza el uso de la mariguana con fines recreativos en México.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

Compartir

Dejar respuesta