Esta mañana el Presidente “perdió” su derecho a llamarse Andrés Manuel tras poner como garantía su nombre para asegurar, sin tener el dato preciso, que la mayoría de las escuelas en el país son multigrado.

​“No tengo el dato exacto, pero estoy seguro, ahí sí me dejo de llamar Andrés Manuel, que la mayoría de las escuelas son multigrado en el país”, explicó con mucha seguridad durante su conferencia mañanera.

Sin embargo, minutos más tarde pidió a Jesús Ramírez, vocero de Presidencia, constatar el dato y éste precisó que el porcentaje de escuelas en dicha modalidad asciende a 43 por ciento a nivel nacional.

“Jesús, ¿no puedes ver el dato? 43 por ciento de las escuelas, ¡ah!, ya perdí! 43 por ciento de las escuelas son multigrado. ¡Sí, muchísimas!”, dijo sorprendido.

Antes de conocer la cifra real, López Obrador compartió que en caso de errar en su cálculo únicamente podría escoger entre llamarse “o Andrés o Manuel”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta