Inmunoterapia ‘en crema’ mantiene a raya el cáncer de piel

0
1

El tratamiento tópico de lesiones cutáneas precancerosas previene el riesgo de carcinoma de células escamosas de la piel, un tumor cada vez más frecuente

Una combinación de dos cremas tópicas, que previamente habían demostrado su eficacia en la eliminación de las lesiones cutáneas precancerosas de la piel dañada por el sol, también reduce el riesgo futuro de un carcinoma de células escamosas de la piel. El estudio, realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, el Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard (EU), se publica en « JCI Insight».

Se trata de tumor muy frecuente y en los últimos 20 años esta incidencia ha aumentado en casi todos los países, debido a la mayor exposición a la luz solar y a los cambios en el estilo vida, señalan los autores del estudio Lynn A. Cornelius y Emma R. Profesor Showman. «Este cáncer de piel y su tratamiento pueden ser desfigurantes, costosos e incluso potencialmente mortales, por lo que es esencial para mejorar las estrategias preventivas».

La terapia combina una formulación en crema de un medicamento de quimioterapia común llamado 5-fluorouracilo con una forma sintética de vitamina D llamada calcipotriol. La terapia estándar para las lesiones cutáneas precancerosas, llamadas queratosis actínicas, es el 5-fluorouracilo tópico solo. El calcipotriol es una terapia estándar para la psoriasis, un trastorno autoinmune que causa manchas rojas y escamosas de la piel.

Este hallazgo proporciona la primera prueba de concepto clínica de que una inmunoterapia dirigida contra tumores premalignos puede prevenir el cáncer.

Este mismo grupo ha demostrado que el calcipotriol activa las células T del sistema inmunológico, que luego atacan a las células tumorales. En un ensayo clínico previo realizado en el Centro de Cáncer Siteman del Hospital Barnes-Jewish y en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, una combinación de esta inmunoterapia más quimioterapia eliminó las queratosis actínicas mejor que la quimioterapia estándar sola.

Examen de la pie
Examen de la pie – Washington University

Los investigadores obtuvieron datos de seguimiento de más de la mitad de los 132 pacientes en el ensayo clínico original hasta tres años después del tratamiento inicial. Y encontraron que los pacientes que habían recibido la terapia de combinación tenían un menor riesgo de desarrollar carcinoma de células escamosas en la piel de la cara y el cuero cabelludo que los pacientes que habían recibido la terapia estándar. De los 30 pacientes que recibieron la terapia de combinación, dos (7%) desarrollaron carcinoma de células escamosas en la piel en tres años. Mientras que de los 40 pacientes que recibieron terapia estándar, 11 (28%) desarrollaron carcinoma de células escamosas de la piel en el mismo período de tiempo. Esta diferencia fue estadísticamente significativa.

La terapia redujo el desarrollo de carcinoma de células escamosas de la piel en el cuero cabelludo y en la cara, pero no en los brazos.

«Este hallazgo proporciona la primera prueba de concepto clínica de que una inmunoterapia dirigida contra tumores premalignos puede prevenir el cáncer», explica el autor principal Shawn Demehri, del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard. «Esperamos que nuestros hallazgos establezcan que el uso de lesiones premalignas como dianas terapéuticas personalizadas puede capacitar al sistema inmunológico para luchar contra la progresión al cáncer».

Curiosamente, la terapia redujo el desarrollo de carcinoma de células escamosas de la piel en el cuero cabelludo y en la cara, pero no en los brazos. Los investigadores especulan que las terapias tópicas pueden penetrar la piel de la cara y el cuero cabelludo más que la de los brazos e inducir una respuesta inmunitaria más fuerte en esas áreas. Además, observaron también que este régimen de tratamiento fue relativamente corto -los tratamientos tópicos se aplicaban dos veces al día durante cuatro días- y podría ser necesario un régimen más prolongado para ser efectivo en la piel de los brazos y otras partes del cuerpo.

 

Esta nota originalmente se publicó en abc.es

Dejar respuesta