Un centenario árbol de moreras lleva 25 años actuando como fuente en Dinosa, un pueblo de Montenegro

Un centenario árbol de moreras, situado en Dinosa (Montenegro, en la penínula balcánica) lleva 25 años actuando como fuente de agua durante los días de intensas lluvias.

Se trata de un fenómeno natural bastante inusual, que se produce en los terrenos donde existen manantiales subterráneos, que se inundan por las fuertes precipitaciones. La presión bombea el agua a través del tronco hueco del árbol y produce un efecto de cascada que brota hacia el suelo.

Este singular fenómeno ha atraído a muchos turistas y visitantes, que han compartido imágenes como éstas por las redes sociales.

 

Esta nota originalmente se publicó en El País

Compartir

Dejar respuesta