La piedra tiene grabado el texto de una donación de tierras por el rey Nabucodonosor.

Reino Unido devolvió el martes a las autoridades de Bagdad una tablilla babilónica de 3 mil años de antigüedad que, según el gobierno de Londres, probablemente fue robada durante la guerra de Irak.

El director del Museo Británico, Hartwig Fischer, entregó el martes esta pieza de piedra grabada, autentificada por expertos, al embajador iraquí Salih Husain Ali.

“Es una pieza muy importante de la herencia cultural iraquí”, señaló Fischer, que aprovechó para alabar el “trabajo extraordinario e infatigable” de los guardafronteras que en 2012 localizaron y confiscaron la tablilla cuando entraba al país por el aeropuerto Heathrow de Londres con documentos falsos.

“Años más tarde, tras un gran trabajo legal, estamos en medida de efectuar la devolución” a Irak, se congratuló Michael Ellis, secretario de Estado británico para las Artes.

Se desconocen todavía las condiciones del saqueo de la tablilla “pero creemos que probablemente fue robada hace 15 años” durante la guerra de Irak, precisó.

Esta restitución constituye “un ejemplo perfecto de cooperación que beneficia a los dos países”, consideró por su parte el embajador iraquí.

La piedra, denominada “kudurru”, tiene grabado el texto de una donación de tierras por el rey babilonio Nabucodonosor I a uno de sus súbditos en agradecimiento por sus servicios, según Jonathan Taylor, experto del Museo Británico.

DOS CARAS

DIOSES

En una de las caras de la tablilla se pueden ver representaciones de los dioses Enlil y Marduk y en la otra un texto jurídico.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior​

Compartir

Dejar respuesta