MÉXICO.- Herido en el orgullo y con sus aspiraciones de volver a una Liguilla disipándose por una serie de malos resultados, Chivas procurará voltear la página de una dolorosa eliminación en la Copa Mx a manos del América y cobrar revancha ante su acérrimo rival cuando los dos equipos más populares del país se vean las caras en el Clásico Nacional.

El Guadalajara dio una pobre exhibición el miércoles en el Azteca, donde cayó 2-0 ante las Águilas por los cuartos de final de la Copa y ahora tendrá que poner todas sus baterías en la liga donde no lo ha pasado muy bien en las últimas semanas.

“Nos morimos de nada, es la verdad, no parecía un clásico pero hay que darle vuelta a la página”, dijo el entrenador paraguayo del “Rebaño Sagrado”, José Cardozo. “No fue el Chivas que queremos, me voy molesto porque no fue lo que debe ser la institución, Chivas debe ser un club aguerrido y dejar todo en el campo de juego y fuimos timoratos”.

Cardozo, en su segunda temporada al frente de Chivas, presentó una alineación con cinco jugadores suplentes. El equipo lució desdibujado en la primera parte. Aunque hizo cambios para el complemento, si acaso inquietaron seriamente al portero argentino Agustín Marchesín.

Luego de la derrota, Cardozo prometió mover fichas para el compromiso por la undécima fecha del torneo Clausura.

Sabe que no hay espacio para un revés más si es que Chivas aspira a meterse a la Liguilla, a la que se ausentó en los últimos tres torneos.

El Guadalajara acumula tres partidos sin poder ganar y una magra cosecha de seis puntos en las últimas siete fechas. Con 15 puntos es octavo de la tabla, pero una derrota combinada con otros resultados podría mandarlos hasta el puesto número 12.

“Esto debe cambiar, no se salva nadie, ni el cuerpo técnico ni los jugadores. Si se va a perder tenemos que hacerlo como un equipo grande”, dijo Cardozo. “Tenemos que analizar profundamente e ir por la revancha”.

América, el campeón reinante en la Liga, tiene una cosecha de 16 puntos y se coloca quinto de la tabla a siete fechas del final del torneo regular.

Las Águilas han ganado dos de sus últimos tres encuentros en el Clausura, pero su desempeño ha estado alejado del mostrado el semestre pasado, cuando alzaron la treceava corona en su historia.

“Ha sido el mejor partido del semestre tanto en Copa como en liga, el equipo jugó redondo”, dijo el entrenador de América, Miguel Herrera. “Esperamos un partido distinto sin tener que usar los jóvenes que hoy tenemos que usar por obligación y reglamento, los que jugaron hoy no van a jugar. Ellos usaron creo que cinco o cuatro chicos que seguro no estarán, será distinto pero nosotros trataremos de hacer lo mismo”.

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia
Compartir

Dejar respuesta