XALAPA, Ver. (apro).- El Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) abrió un nuevo frente contra el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, en particular contra el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, tras colocar narcomantas en el Puerto de Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos y Minatitlán, con una advertencia: “pónganse bien vergas, porque nos vamos a morir muchos”.

De forma paralela se registraron dos eventos violentos en el municipio de Tierra Blanca y en Cosamaloapan entre sicarios y fuerzas policiacas con un saldo hasta el momento de un elemento de Fuerza Civil y cuatro sicarios del CJNG muertos.

En la refriega, hubo un ataque a la comandancia policiaca de Tierra Blanca y el incendio de dos unidades. En redes sociales ya circulan videos de las fuertes detonaciones ocurridas la madrugada de este viernes.

Uno de los vehículos incendiados durante la madrugada: Foto: EspecialUno de los vehículos incendiados durante la madrugada: Foto: Especial

En su extenso mensaje, distribuido en lonas, el CJNG acusa a la Secretaría de Seguridad Pública de haberles “matado de forma cobarde” a tres de sus integrantes quienes -según la organización delictiva- se habrían entregado a las fuerzas policiacas en el municipio de Misantla en el transcurso de la semana.

Hace un par de días, el titular de SSP, Hugo Gutiérrez, encabezó un operativo para asegurar el campamento del CJNG bautizado como “La Chincheta” donde incautaron vehículos, armas largas, equipo táctico y granadas de fragmentación. Este hecho también es aludido en las narcomantas colocadas hoy, como una reacción de confrontación con las fuerzas armadas.

El titular de la SSP, Hugo Gutiérrez (al centro), durante el operativo para asegurar el campamento del CJNG bautizado como “La Chincheta”. Foto: Especial El titular de la SSP, Hugo Gutiérrez (al centro), durante el operativo para asegurar el campamento del CJNG bautizado como “La Chincheta”. Foto: Especial

En Veracruz, durante los primeros cien días de gobierno, la violencia y el enfrentamiento entre células delictivas no ha dado tregua, pues se han reportado más de 450 ejecuciones, de las cuales el 80% son realizadas por el crimen organizado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Proceso

Compartir

Dejar respuesta