Cansados de promesas y de esperar por más de 100 días la Estrategia Integral para el Alto Golfo de California, – hábitat de la vaquita marina -, pescadores de San Felipe, Baja California y Golfo de Santa Clara, Sonora, lanzaron un ultimátum al Gobierno de México.

En caso de no contar con opciones productivas reales para la subsistencia de las comunidades, el próximo 22 de marzo regresarán al mar alrededor de 700 embarcaciones menores para realizar la pesca comercial de forma tradicional.

En un documento entregado a la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), las sociedades cooperativas pesqueras y permisionarios del Norte del Golfo de California advirtieron que no será posible seguir en mesas de diálogo, “donde se nos sigan dando promesas, sin darnos certeza de lo que sucederá de manera inmediata con las comunidades”.

“Enviamos un ultimátum al Gobierno federal para que responda con el compromiso que meses atrás realizó de continuar con el programa de compensación por cero pesca, teniendo un atraso desde el 1 de diciembre de 2018”, manifestaron.

Los pescadores exigieron que se presente “de manera comprobada comercialmente” una alternativa de pesca que sustituya a las redes de enmalle y agalleras, – donde mueren ahogadas las vaquitas marinas -, para poder continuar con la única fuente económica con la que cuentan.

“De no tener un arte de pesca efectiva y redituable comercialmente, exigimos se nos respete el uso de nuestra tradicional arte de pesca hasta no tener la que pueda sustituirla, de lo contrario será necesario implementar por los meses de cero pesca una extensión del programa de compensación o un nuevo programa de compensación total o parcial, dependiendo de la posible estrategia que el gobierno federal presume tener a la fecha”, indicaron.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta