Nairobi.- Al recordar y honrar a las 157 víctimas del avión que se estrelló en Etiopía el pasado domingo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y quien actualmente encabeza el G-7, exigió la conformación de un Pacto Mundial a favor del Medio Ambiente que se le aplique a todos los Estados, empresas y ciudadanos de todo el mundo.

Al participar en la sesión plenaria de la IV Asamblea General de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que se desarrolla en esta capital, dijo que es urgente remediar la situación a través de un documento que sea vinculante y obligue a todos a actuar.

En su discurso ante los presidentes de Kenia, Uhuru Kenyatta; y de algunos otros mandatarios de la región, Emmanuel Macron sugirió que este primer tratado internacional a favor del medio ambiente pudiera estar listo y redactado jurídicamente en el 2020-2021.

«La biosfera está a punto de desmoronarse y la humanidad también y no podemos solamente responder con palabras que no tienen ningún alcance, por eso deseo que nos movilicemos todos colectivamente para que en 2020-2021 podamos lograr finalizar este pacto mundial para el medio ambiente que es absolutamente indispensable. Tenemos que construir juntos el primer tratado internacional para el medio ambiente, que se aplique a los Estados, las empresas y ciudadanos del mundo», aseguró ante una asamblea llena.

En este contexto, el líder francés explicó que el objetivo de este acuerdo será remediar la situación contra el medio ambiente y crear las bases jurídicas para identificar las acciones que están yendo contra el medio ambiente y perseguir, en todos lados, a cualquiera de sus actores.

«Este pacto es concreto y podría ser una revolución, para que esto sea concreto y lo digo aquí, hace falta que sea jurídicamente obligatorio, y oigo yo a las voces que le dan la bienvenida, pero no va a ser obligatorio jurídicamente, es decir, que vamos a hacer algo que se va a llamar una declaración, que no sea vinculante, lo conocemos muy bien y vamos a poner palabras, pero estas palabras no van a cambiar nada, nosotros por tanto estamos convencidos de que ante la situación en la que estamos tenemos que crear derecho, reglas, obligatorias, que podamos adoptar a nivel internacional», destacó.

Macron reclamó a los integrantes del G-7, el cual encabeza, porque ya no puede ser un foro de Estados que no se pueden poner de acuerdo sobre un comunicado común a favor del medio ambiente.

Dijo que respeta las elecciones soberanas de cada miembro del G-7, y determinó que no habría una declaración final, pues a nadie le importa, pero sí, dijo, tendrán movilizaciones y acciones concretas que sean eficaces.

«Sí vamos a tener movilizaciones concretas y acciones extremadamente eficaces y como puse yo el corazón en el centro del G-7 con todos los interlocutores la lucha contra las desigualdades, vamos a tener una sesión de la lucha contra todas las desigualdades y una sesión con las Naciones Unidas y el Banco Mundial y todos lose países asociados para que haya una promesa y un compromiso claro del G-7 en cuestión del medio ambiente», agregó el mandatario francés quien se retiró de la asamblea al concluir su discurso ante el pleno.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal 

Compartir

Dejar respuesta