Oaxaca de Juárez, Oax.- El presidente municipal de Juchitán de Zaragoza, Emilio Montero Pérez, salió ileso de un ataque a balazos ocurrido la noche de este sábado en ese municipio de la región del Istmo de Tehuantepec; no obstante, su vehículo fue calcinado.

De acuerdo con el reporte policial, el munícipe regresaba de la comunidad Álvaro Obregón, donde el domingo será la elección de agente municipal, cuando su automóvil fue baleado y posteriormente incendiado.

Ante el ataque, el edil y sus colaboradores salieron del auto y se refugiaron entre la maleza para después ser auxiliados por las autoridades; Montero Pérez, surgido del partido Morena, fue trasladado a un hospital de Juchitán, donde su estado de salud se reporta estable, y de acuerdo con el reporte preliminar, no recibió ningún balazo.

El ataque armado ocurrió sobre la carretera que comunica a las localidades de Álvaro Obregón con Santa Rosa de Lima, en la región del Istmo de Tehuantepec. De acuerdo con las autoridades municipales, el Cabildo de Juchitán decidió la tarde de este sábado, suspender las elecciones en dicha agencia municipal pero el edil acudió a ese pueblo para dialogar con la gente e informar de la situación.

 edil22.jpg

De regreso a Juchitán, individuos armados a bordo de una camioneta tipo Suburban, presuntamente de Álvaro Obregón, atacaron el vehículo del edil, cuyos ocupantes pudieron salir y correr hacia el monte, mientras los agresores incendiaron la unidad.

Elementos de la Policía Estatal acudieron al rescate y confirmaron al menos cuatro personas con lesiones leves y crisis nerviosa, que fueron trasladadas a la clínica “Juquilita”, que es resguardada por policías y elementos del Ejército.

Atacan a Ejército

Por otra parte, en el municipio de Loma Bonita, colindante con el estado de Veracruz, un grupo armado se enfrentó a elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Estatal la noche de este sábado.

El reporte policiaco indicó que el enfrentamiento se registró durante la recuperación de una persona que presuntamente era secuestrada por el grupo armado.

El vehículo en el que viajaban los delincuentes con la víctima fue interceptado por el Ejército Mexicano y la Policía Estatal en la calle San Luis Potosí, en el Barrio Las Delicias, en zona centro de ese municipio colindante con Veracruz.

Durante la agresión, un elemento militar resultó herido y fue trasladada de urgencias para atención médica.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta