El organismo internacional prevé que la economía del país crezca 2%, un pronóstico menor al 2.5% estimado en noviembre

CIUDAD DE MÉXICO – La OCDE recortó este miércoles su estimación de crecimiento económico de México para este y el próximo año, con lo que se suma a instituciones que han bajado sus pronósticos para la economía del país, incluso por debajo de la meta del gobierno federal.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) bajó a 2% su pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) para 2019, desde el 2.5% que proyectó en noviembre pasado.

Para 2020, el organismo internacional dirigido por el mexicano José Ángel Gurría, también bajó su estimación a 2.3% desde el previo de 2.8%.

El gobierno de López Obrador espera que el PIB crecerá 2%, con un margen de entre 1.5% y 2.5%.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró tras conocer el reporte de la OCDE que la economía de México va muy bien y que el país se convertirá en una potencia económica, aunque los datos en los que basa su confianza los dará el próximo lunes en su informe de los primeros 100 días de su sexenio.

“Vamos muy bien, voy a informar el lunes, va muy bien la economía, muy bien las cifras macroeconómicas, hay estabilidad económica financiera, estamos creciendo, se están creando empleos, se está mejorando el salario, hay bienestar, pero eso lo voy explicar con datos el lunes. Estamos bien y de buenas (…) estoy muy confiado», dijo López Obrador en su conferencia matutina.

El FMI, el Banco Mundial, Banco de México y otras instituciones financieras internacionales también han bajado sus pronósticos para la economía mexicana, algunos incluso por debajo del intervalo del gobierno.

López Obrador ha asegurado que con base en sus datos cumplirá con su meta de crecimiento y que los especialistas que difieren de sus estimaciones se equivocarán.

«Estoy seguro de que va a crecer el país no solo eso, México se va a convertir en una potencia económica porque tiene todo tiene muchos recursos naturales, tiene un pueblo trabajador y tiene algo que le hacía falta que impedía que México creciera y progresara, le faltaba un buen gobierno y ahora hay un buen gobierno aunque esto no les guste a nuestros adversarios. No es presumir es pobremente decirles que se tiene un buen gobierno», destacó el presidente.

La economía de México apunta a que tendrá una desaceleración en el primer trimestre de 2019 debido a situaciones como los conflictos laborales, los bloqueos en vías férreas y el desabasto de gasolina en ciertas regiones del país en diciembre y enero.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión 

Compartir

Dejar respuesta