La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (la ICANN), entidad responsable de la gestión del sistema de dominios, adviertió del riesgo que los ataques revisten para esta infraestructura.

La dependencia detalló que estos ataques consisten en ‘cambios no autorizados’ en las direcciones y el ‘reemplazo de las direcciones de los servidores’ autorizados por ‘direcciones de máquinas controladas por los atacantes’, señaló el organismo en un comunicado.

“En un contexto de aumento de los informes sobre actividad maliciosa dirigida a la infraestructura de DNS [servidor de nombres], la ICANN está pidiendo el despliegue completo de las extensiones de seguridad para el sistema de nombres de dominio (DNSSEC) en todos los nombres de dominio no asegurados”, reza el comunicado de la compañía.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta