Un contingente de profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) e integrantes de organizaciones civiles se manifestaron hoy frente a las oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Oaxaca para demandar castigo a los asesinatos del activista morelense Samir Flores Soberanos y de dos profesores sucedidos en la región de la Costa.

Otras organizaciones también protestaron en las ciudades de Matías Romero y Huajuapan de León, en las regiones del Istmo de Tehuantepec y de la Mixteca.

Flores, quien se manifestó en contra de la construcción de una termoeléctrica habría sido asesinado por su activismo, según afirmó Jaime Domínguez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala.

“A Samir Flores lo mataron por su lucha en contra de la termoeléctrica en La Huesca, en Morelos, y por su activismo en contra de la próxima consulta para avalar la obra”, acusó.

Sami Flores fue velado y despedido por sus familiares y amigos la tarde de este jueves, en tanto el Gobierno federal lamentó el crimen, pero indicó que la consulta para construir la termoeléctrica, continuará.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta