El Congreso de Veracruz desechó los dos dictámenes por juicio político en contra del fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, por lo que permanecerá en el cargo.

La sesión extraordinaria para votar los dictámenes se realizó este día, al reanudarse después de más de 15 días que fue suspendida.

La votación se realizó a puerta cerrada. La mayoría morenista requería 34 votos para que se aprobara el primer dictamen, sin embargo, obtuvo 29 votos a favor y 20 en contra, por lo que fue desechado.

El segundo dictamen requería también 34 votos para ser aprobado, pero solo obtuvieron 30 sufragios a favor, 18 en contra y una abstención, por lo que también fue desechado.

«Nosotros tenemos varias acciones legales, esta es una de las tantas que tenemos para que el fiscal sea enjuiciado por todos los crímenes que ha cometido, este es una de las tantas instancias que tenemos. Tenemos que ir a instancias federales nacionales e internacionales», comentó Jorge Reyes Peralta, abogado de Gilberto «N», exdirector de Servicios Periciales.

Gilberto ‘N’ acusa a Winckler por el delito de tortura.

El segundo recurso fue interpuesto por el abogado Arturo Nicolás Baltazar, representante del exfiscal de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras.

«Nos faltan a votar dos instancias únicamente para llegar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y posiblemente tengamos que llegar a un tribunal de orden internacional para que nos diga qué es lo que hay que hacer en Veracruz cuando los diputados tienen la obligación y la responsabilidad de separar a este señor, que es un cáncer para la institución», dijo el abogado de Bravo Contreras.

Winckler no acudió a la sesión extraordinaria. El dictamen fue discutido el 7 de febrero cuando el presidente de la Mesa Directiva, José Manuel Pozos Castro, dictaminó el inicio del receso que se prolongó 15 días.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta