El secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que la iniciativa de reforma aprobada en el Senado para la creación de la Guardia Nacional establece que será facultad del presidente designar al titular, y está abierta la posibilidad de que sea un militar.

Entrevistado al término de la conmemoración del 106 aniversario luctuoso de Francisco I. Madero, señaló que la iniciativa aprobada establece que en la ley correspondiente se definirá el proceso para la designación y las características del titular, será facultad del presidente designar a quien encabezará la Guardia Nacional y no impone ninguna condición.

“Consecuentemente esa posibilidad está abierta y se detallará, en todo caso, en la ley secundaria, correspondiente a la mecánica y características del titular de la Guardia”, precisó.

Sostuvo que la designación del mando es facultad del presidente y puede pasar personal de las policías Militar, Naval y Federal a la Guardia Nacional, bajo los términos que se establezcan en el decreto correspondiente.

“Al pasar un número muy importante de la policía Militar, Naval, etcétera, tienen que pasar sus mandos”, y la Guardia Nacional requerirá de un número muy importante de mandos que no se tienen en este momento en ninguna institución de carácter civil del país, detalló.

Abundó que, si pasan 35 mil elementos de la Policía Militar, “como sería la idea”, se requieren cientos de mandos que necesitan años para formarlos, por lo que será imprescindible que pasen comisionados a la Guardia Civil.

Abundó que no sólo se debe pensar en la posibilidad de un militar sino también en la de un Policía Federal o un Marino, que son instituciones que tienen experiencia en cuestiones de seguridad.

Comentó que para la Guardia Nacional se pretende que tenga 150 mil elementos en el transcurso de los primeros cinco años y requerirá de mando operativo altamente especializado en cuestiones de seguridad.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta