Los fiscales resguardaron la evidencia sobre la interferencia de Moscú en el triunfo de Trump

WASHINGTON.- El Buró Federal de Investigaciones (FBI) desarrolló un plan para resguardar y ocultar las evidencias de las indagatorias sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones de Estados Unidos en 2016, reveló la agencia de noticias AP.

Esto se realizó poco después del despido del exdirector del organismo, James Comey, y otros altos funcionarios, cuando la agencia comenzó a investigar si el presidente Donald Trump obstruyó la justicia y si pudiera, conscientemente o no, haber concertado con los rusos, en mayo de 2017.

De acuerdo con la agencia, el objetivo de esto fue asegurarse de que la información recopilada (pesquisas de socios de Trump y la coordinación con Rusia) se mantuviera a pesar de los despidos en la dependencia y evitar un mal uso de la información.

Andrew McCabe, que se volvió director interino tras la salida de Comey, les pidió a los investigadores que desarrollaran un plan para garantizar que la evidencia quedara protegida, declaró una fuente relacionada con el caso, quien se mantuvo en el anonimato.

Otra persona cercana al proceso reveló que el FBI planteó preservar evidencia para que sobreviviera a cualquier intento de obstaculizar la pesquisa.

“Ése es nuestro trabajo. Es nuestro trabajo prepararnos para eventualidades”, declaró McCabe en una entrevista televisiva.

“Necesitábamos saber qué haríamos si el director Robert Mueller era despedido de repente y su equipo era disuelto y lo que necesitábamos hacer en esa circunstancia era poder recuperar esos casos y continuar las investigaciones. Eso es lo que analizamos”, agregó.

El funcionario apuntó a la posibilidad de más despidos que dañaran las pesquisas, incluido él mismo.

“Yo estaba preocupado por poder colocar la investigación de Rusia en un terreno absolutamente firme, de forma indeleble. Que si yo era despedido rápidamente, o reasignado, el caso no iba a ser cerrado o a desvanecerse en la noche sin rastros”, añadió el funcionario.

Al ser cuestionados por AP, los voceros del FBI se negaron a pronunciarse sobre el tema.

En cuanto a la trama rusa, ayer Donald Trump afirmó que será el secretario de Justicia quien decidirá si el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre el caso debe ser difundido públicamente.

La investigación de Mueller busca determinar si hubo vínculos entre el equipo de campaña del republicano y Moscú.

De acuerdo con la cadena CNN, el nuevo secretario de Justicia, Bill Barr, que sucedió a Jeff Sessions, podría anunciar la semana próxima el término de esta investigación y remitir rápidamente al Congreso un resumen de su trabajo.

La decisión de dar difusión pública al informe “dependerá del secretario de Justicia”, respondió Trump al ser interrogado al respecto.

El mandatario ha declarado en reiteradas ocasiones que esta investigación consiste únicamente en “una caza de brujas” que busca perjudicarlo.

Barr juró proteger las investigaciones del fiscal especial Mueller de toda interferencia política, presentándose como “independiente”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta