Rafael Ortíz cumplió este reto en un río ubicado en el estado de Puebla

El kayakista Rafael Ortíz, de RedBull, quien en 2005 se convirtió en el primer mexicano en competir en torneos de FreeStyle de esta disciplina, logró el reto de lanzarse desde una cascada envuelto en fuego, cuestión que logró en un río del estado de Puebla.

En sus palabras, el deportista mencionó que este es un proyecto diferente y original, el cual constaba en hacer algo diferente, combinando el agua, el aire y el fugo.

«Este proyecto fue diferente. Casi siempre existe una historia, pero este reto se basó en hacer algo loco y ya. Se vale. La idea de combinar fuego con agua y aire parece increíble», dijo Ortíz a RedBull

Asimismo, dijo que consiguió el apoyo suficiente para lograr esta dicha, en donde era necesario tener la orientación de expertos.

«Afortunadamente, conseguí el apoyo necesario y el equipo de profesionales. Desde el principio entendí que era algo muy peligroso. Era importante tener expertos», destacó.

Por último, comentó que lo anterior jamás lo hubiese conseguido en otro momento de su carrera, con tan buenos resultados. La experiencia fue muy difícil, puesto que se encontró directamente con el fuego.

«En ningún otro momento de mi carrera lo hubiera podido hacer tan bien. El hecho de encontrarse cubierto de fuego, sin poder ver bien y sin poder respirar, suena muy fácil, pero a la hora de los golpes es algo mucho más complicado de lograr», sentenció.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio​

Compartir

Dejar respuesta