El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, dio a conocer que en marzo quedará reinstalado el Sistema Nacional de Búsqueda.

Al participar en la segunda sesión de trabajo con el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, el funcionario reconoció que la participación de los familiares es fundamental, no solo por derecho, sino por la gran aportación que hacen a estas tareas.

Para ello, se comprometió a tratar el tema ante la Conferencia Nacional de Gobernadores y aseguró que para la construcción del diálogo se busca restablecer la relación de confianza entre las instituciones y las víctimas, la cual solo se podrá demostrar con hechos y resultados.

El «Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México» integra a más de 64 colectivos de familiares de víctimas de desaparición forzada y organizaciones de la sociedad civil, con el acompañamiento de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México (OACNUDH), y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Acompañado por la recién nombrada titular de la Comisión Nacional de Búsqueda, Karla Quintana Osuna, el subsecretario de Gobernación precisó que será a través del Sistema Nacional de Búsqueda que se declare un Mecanismo Extraordinario de Identificación Forense.

De inicio, la tarea es encontrar el instrumento jurídico que permita contar con la disposición legal para fortalecer y homologar el protocolo de identificación de personas.

«Por supuesto que establecer un Mecanismo emergente en materia de identificación y dada la situación de precariedad de los servicios forenses en el país, es totalmente atendible como parte de las tareas del Sistema Nacional de Búsqueda», añadió Encinas Rodríguez.

Refrendó que el Gobierno de México está abierto al escrutinio internacional en sus políticas, lo cual incluye a todos los órganos de defensa de derechos humanos, así como al Comité de las Naciones Unidas contra las desapariciones forzadas.

«Tendrán acceso absolutamente a todo, nosotros no tenemos por qué ocultar las vergüenzas, ni del pasado ni las que nos correspondan en nuestra administración, lo digo con toda claridad y por supuesto que serán bienvenidos los relatores», enfatizó.

Finalmente, se acordó que en la próxima reunión, que se realizará dentro de un mes, serán invitados el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero y el canciller, Marcelo Ebrard Casaubon.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta