Un niño de 7 años de edad, originario de Austin, Texas, inició un negocio de venta de chocolate caliente para ayudar a recaudar fondos para ayudar a construir el muro en la frontera con México.

El pequeño Benton Stevens utiliza una mesa donde coloca vasos y termos con chocolate caliente; además, usa pancartas en las que resalta que ayuda a Trump a construir el muro.

Al ser cuestionado por medios locales, el pequeño, quien es llamado en redes sociales como el “Pequeño Hitler” destaca que hace “chocolate caliente para ayudar a que Trump haga el muro”.

Los padres del menor resaltaron que la idea del menor surgió luego de escuchar el discurso de estado que pronunció el presidente estadunidense el pasado 5 de febrero.

Hasta el momento, el pequeño Benton Stevens ha reunido más de mil dólares.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

 

Compartir

Dejar respuesta