La firma china es líder en la nueva generación de la red inalámbrica, y los intentos de EU por frenarla amenazan el avance de esta tecnología a nivel mundial.

HONG KONG .- La ofensiva liderada por Estados Unidos contra la firma de tecnología china Huawei está creando grandes problemas para los operadores móviles a medida que comienzan a construir la próxima generación de redes inalámbricas.

Estados Unidos está tratando de persuadir a otros países para que no permitan los equipos de Huawei en las nuevas redes superrápidas 5G porque afirma que el gobierno chino podría usar los equipos para espiar.

Huawei niega enérgicamente las acusaciones. Y ya ha acumulado una ventaja tan fuerte en la tecnología 5G que es prácticamente insustituible para muchos proveedores de servicios inalámbricos que desean estar entre los primeros en ofrecer los nuevos servicios.

“Prohibir a Huawei creará un vacío que nadie puede llenar de manera oportuna y que podría perjudicar gravemente las implementaciones de 5G en todo el mundo”, dijo Stéphane Téral, un experto en infraestructura de telecomunicaciones móviles de la firma de investigación IHS Markit.

La incertidumbre es particularmente problemática para Europa, donde se esperaba que Huawei desempeñara un papel clave en la construcción de las redes 5G que, según los líderes de la región, son vitales para su futuro económico.

El lanzamiento internacional del 5G se ha convertido en un frente dentro de una batalla más amplia por la tecnología avanzada entre Estados Unidos y China, la cual está cambiando la relación entre las dos principales economías del mundo.

Estados Unidos no tiene un competidor global de peso pesado para Huawei en equipos de telecomunicaciones. Los principales rivales de la firma china son Ericsson de Suecia y Nokia de Finlandia. Pero estas empresas han luchado durante años contra pérdidas y recortes de empleos, mientras que Huawei se ha adelantado, generando ingresos anuales por más de 100,000 millones de dólares, construyendo una base sólida en China y acumulando propiedad intelectual que ayudará a determinar el futuro del 5G.

Operadores móviles descontentos

Algunos de los principales operadores móviles internacionales están advirtiendo que, al sacar a Huawei de las redes 5G, los países corren el riesgo de debilitar sus propias capacidades tecnológicas. Se espera que la nueva ola de comunicaciones inalámbricas aumente la velocidad de Internet hasta 100 veces en comparación con las redes 4G, y ayude a impulsar tecnologías emergentes como las ciudades inteligentes y los vehículos conectados.

El presidente ejecutivo de Vodafone, Nick Read, advirtió el mes pasado que una prohibición completa de todos los equipos Huawei retrasaría sustancialmente la disponibilidad del 5G. El operador de telefonía móvil ha suspendido la instalación de los equipos de la compañía china en las redes centrales de Europa mientras habla con las autoridades y con la compañía.

En agosto, Vodafone criticó la decisión del gobierno australiano de prohibir que Huawei proporcione tecnología 5G para las redes en ese lugar, y dijo que la medida “fundamentalmente socava el futuro del 5G de Australia”.

El director de arquitectura del grupo británico de telecomunicaciones BT, Neil McRae, expuso la situación en términos absolutos a fines del año pasado.

“En este momento solo hay un verdadero proveedor de 5G, y ese es Huawei”, dijo en un evento de la industria en Londres. “Los otros necesitan alcanzarlo”.

BT dijo en diciembre que no incluirá los equipos de Huawei en el corazón de la red 5G que planea, sino que continuará usándolo para áreas que se consideran “benignas”, como los mástiles de radio que conectan los dispositivos inalámbricos con la red central.

La semana pasada, el director de marcas de consumo de BT dijo a CNN que Huawei no le había dado ninguna “causa de preocupación” a lo largo de los años.

Pero los funcionarios británicos tienen preocupaciones de seguridad, y Huawei ha prometido gastar 2,000 millones de dólares para abordarlas. En una carta enviada el mes pasado a los legisladores de Reino Unido, la empresa china advirtió que el proceso tardará entre tres y cinco años en dar resultados tangibles, comparándolo con “reemplazar componentes en un tren de alta velocidad en movimiento”.

Los rivales de Huawei podrían estar un año atrasados

La situación debería contar con el apoyo de Ericsson y Nokia, pero los expertos dicen que las dos compañías podrían no estar muy bien posicionadas para capitalizar las dificultades de Huawei.

“No hace falta decir que otros proveedores líderes se beneficiarán en el corto plazo”, de acuerdo con los analistas de Dell’Oro Group, una firma de investigación de mercado que se especializa en el análisis de infraestructura de telecomunicaciones.

Ericsson y Nokia declinaron comentar sobre sus competidores. En vez de ello, promocionaron sus avances en 5G en declaraciones a CNN.

Nokia afirma que posee “el único portafolio de 5G de extremo a extremo de la industria que está disponible a nivel mundial”, mientras que Ericsson dijo que ha anunciado públicamente más contratos 5G con operadores “que cualquier otro proveedor”.

Pero Huawei afirma que su tecnología 5G está al menos un año por delante de sus rivales, y muchos expertos concuerdan.

“En mis conversaciones con operadores, ellos han descubierto que Huawei está mucho más avanzado que los otros dos en este momento”, dijo Dexter Thillien, analista tecnológico de la firma de investigación Fitch Solutions.

La batalla por Europa

Los ejecutivos de Nokia y Ericsson también podrían estar hablando con cautela en público por temor a enojar al gobierno chino y quedar aislados de su vasto mercado. Nokia, en particular, emplea a unas 15,000 personas en China, más del doble de su plantilla de 6,000 en su país de origen, Finlandia.

“Su presencia allí es muy, muy importante para ellos”, dijo Thillien. “Así que no creo que vayan a decir públicamente cosas como: Elíjannos, porque somos europeos y somos más seguros’”.

Incluso si los gobiernos no bloquean a Huawei completamente, la posibilidad de restricciones está creando un clima sombrío para la compañía china a medida que los operadores móviles toman decisiones de inversión.

“Probablemente sea mejor tecnológicamente, pero la tecnología es solo una parte del argumento”, dijo Thillien. Señaló a Europa como “la gran batalla en este momento” para Huawei.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo la semana pasada que “hay grandes discusiones sobre Huawei” en su país. “Necesitamos hablar con China para asegurarnos de que las empresas no simplemente entreguen todos los datos que son usados al Estado chino”, dijo, y agregó que se necesitaban “salvaguardas”.

“Esta situación ha creado un gran bache en la trayectoria del 5G de Europa, mientras que otras regiones como Medio Oriente, África y América Latina están observando atentamente”, dijo Téral.

“Mientras tanto, China y Estados Unidos están avanzando” con sus propios lanzamientos, agregó.

La carrera por el 5G

Los investigadores tienen buenas razones para creer en la destreza técnica de Huawei.

Es uno de los mayores titulares de patentes de 5G del mundo y ha contribuido más que nadie al esfuerzo por establecer un estándar internacional para 5G, de acuerdo con IPlytics, una firma de inteligencia de mercado que hace un seguimiento de las tendencias tecnológicas.

Los expertos de Eurasia Group dicen que el proceso de establecimiento de estándares “determinará no solo cómo se construyen las redes 5G, sino también cómo fluye el dinero entre los participantes”.

Las compañías que contribuyen en gran medida a desarrollar el estándar recibirán pagos de regalías de otros operadores de telecomunicaciones, lo que “a su vez, ayudará a financiar la innovación futura”, escribieron los analistas en un informe de noviembre.

Sin embargo, algunos expertos advierten que es demasiado pronto para decir quién está realmente liderando en 5G, principalmente debido a que las definiciones de la tecnología aún no han sido finalizadas.

“El 5G aún está en la etapa de prueba”, dijo Zhenshan Zhong, quien se especializa en tecnología emergente en China para la firma de investigación IDC.

“Antes de que salgan los resultados de las pruebas, no creo que nadie pueda decir con certeza si un proveedor será realmente más fuerte que el otro”.

La fortaleza financiera de Huawei

El tamaño y la potencia financiera de Huawei le permiten hacer lucir pequeño el gasto de sus rivales en sus esfuerzos para crear nueva tecnología.

En 2017, invirtió más de 13,000 millones de dólares en investigación y desarrollo, superando a Microsoft y Apple, de acuerdo con la consultora PwC.

En comparación, Nokia dice que gastó 5,600 millones de dólares en investigación y desarrollo ese año, mientras que Ericsson generalmente asigna alrededor de 4,400 millones de dólares cada año.

Los “problemas financieros y problemas de estrategia de Ericsson y Nokia en los últimos años” podrían haber debilitado su enfoque en el 5G, dijo Thillien.

Huawei tiene la ventaja adicional de ser el jugador clave en su vasto mercado interno.

El gasto mundial en 5G aumentará de 660 millones de dólares en 2018 a 70,900 millones de dólares en 2022, según IDC. Se espera que solamente China represente casi la mitad de todos los gastos globales en 5G este año, dijo.

La capacidad de Huawei para ofrecer más que solo equipos de red le da otra ventaja. Es uno de los tres principales fabricantes de teléfonos inteligentes del mundo, y también proporciona servicios de computación en la nube y produce chips de inteligencia artificial.

“Debido a cuán integral será el 5G, este enfoque de ‘telecomunicación total’ es poderoso”, dijo Peter Richardson, director de estrategias tecnológicas de la firma de investigación Counterpoint. “Ningún otro participante de la industria está haciendo algo similar”, apuntó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta