El desarrollo de grandes centros comerciales y centros de distribución de las empresas liderará el crecimiento del sector inmobiliario este año.

Los segmentos inmobiliarios más dinámicos en 2019 serán el industrial y el comercial. En ambos segmentos habrá nuevos proyectos importantes, además de tendencias y oportunidades para que los inversionistas consoliden sus portafolios.

De acuerdo con la firma de corretaje inmobiliario CBRE, en 2018 las inversiones se frenaron a causa de la renegociación del acuerdos comercial con Estados Unidos y Canadá y de las elecciones presidenciales en México. Pero hacia el cierre del año comenzó la recuperación del sector, que continuará a lo largo de 2019, prevén los expertos.

“Esperamos un 2019 muy activo en los segmentos de industrial, retail y hotelería, pero con precaución por parte de los inversionistas ante las señales de incertidumbre en las políticas de comercio global y el tamaño de la desaceleración china. Las noticias positivas vienen del consumo interno”, menciona CBRE en un reporte de mercado.

En el segmento industrial, la demanda de espacios continúa creciendo en el norte, el Bajío y el centro del país. Entre 2016 y 2018, el inventario industrial nacional creció 6%, a 47.7 millones de metros cuadrados, mientras que la tasa de desocupación promedio se ubicó en 4.6%, la menor en las últimas dos décadas.

La escasez de tierra y la fuerte demanda de espacios de distribución para el comercio electrónico serán lo que marcará el 2019. Dos de las ciudades donde se pueden ver alzas en precios de renta por tal motivo serán la Ciudad de México y Tijuana, señala CBRE.

En Tijuana, la firma Newmark Knight Frank observa un fuerte crecimiento en inversiones, pese a una escasez de suelo que está impulsando las construcciones verticales. “Seguimos con mucha inversión foránea, sobre todo estadounidense, y los sectores de mayor auge son el aeroespacial y el médico, aunque el electrónico también es sólido”, mencionan Eduardo Rojo y Oliver Rodríguez, directores de la zona noreste de la firma.

Consecuencias del e-commerce

El auge del comercio electrónico ha causado una mayor demanda de espacios de distribución, pues las empresas de ese sector necesitan una fuerte red logística. De acuerdo con CBRE, en 2018 la demanda de espacios para comercio electrónico ya fue de 8% del total, por debajo de logística (37%), automotriz (25%) y manufactura (23%).

El otro segmento con buenas perspectivas es el comercial. A diferencia de años anteriores cuando los desarrolladores apostaron por mini centros comerciales de servicios, ahora el ojo está puesto en la experiencia de compra. “Los desarrolladores están más centrados en los grandes centros comerciales regionales dominantes, con mucho entretenimiento y de uso mixto”, menciona CBRE.

En 2019 se añadirán alrededor de un millón de metros cuadrados al inventario de centros comerciales del país, que cerró el año pasado en cerca de 23 millones de metros cuadrados. Las principales aperturas están centradas en la Ciudad de México, con 36% del total; Estado de México, con 11%; Querétaro, con 10%; y Veracruz e Hidalgo, con 8% cada una.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta