La que fue la residencia del historiador, cronista de la Ciudad de México y coleccionista fallecido en 2013, a los 57 años, es ahora museo, pues en 2018 la Fundación Carlos Slim adquirió el inmueble con todo y sus fondos.

Alfonso Miranda, director del Museo Soumaya, dijo a La Jornada que el archivo de Guillermo Tovar ya está digitalizado 100 por ciento y se puede consultar actualmente en la sede del recinto en Plaza Carso.

Estamos en el proceso de desarrollar un micrositio dedicado a Guillermo, en el que se podrán consultar gratuitamente todos los fondos, añadió y adelantó que ‘‘la fototeca será un capítulo que va a dar de qué hablar” y su digitalización tiene un avance de 90 por ciento.

En la inauguración del recinto, Carlos Slim Helú explicó: ‘‘En el momento que Fernando Tovar y de Teresa (hermano de Guillermo) me buscó nos pusimos a trabajar en el proyecto”. El empresario mantuvo intensa amistad de 30 años con Guillermo Tovar de Teresa, autor de más de 20 libros.

‘‘Siempre la idea fue conservar la casa de Guillermo”, afirmó el magnate, para quien el inmueble que se remonta al ocaso porfiriano representa ‘‘el gusto exquisito y conocedor” del también bibliófilo, melómano, cinéfilo, promotor y defensor del patrimonio cultural.

Valiosa colección e inmueble que trascienden

Fernando Tovar explicó que su hermano Guillermo ‘‘no sólo coleccionó pintura o talavera, sino de todo y con calidad extraordinaria. Cada vez que encontraba algo de mayor categoría, de inmediato sustituía lo anterior para dejar la casa lo más depurada posible”.

Relató cómo él y su hermano Rafael Tovar y de Teresa llegaron ese inmueble ‘‘en las primeras horas del fallecimiento de Guillermo” y la edificación los abrumaba.

‘‘Por desgracia, Guillermo no tenía ningún archivo que nos ayudara a documentar lo que había dentro”, tarea imposible porque ‘‘lo tenía en su memoria”.

En una primera etapa recurrieron a una casa subastadora y gracias a expertos en todos los géneros artísticos se pudo elaborar un mapa inicial para transitar por ese acervo.

Posteriormente, ‘‘vinieron personas de otros lados, de España, de la mejor librería, al grado de que se logró elaborar un inventario con unas fotografías muy claras”.

Para ese entonces, Rafael Tovar ya había fallecido. Fernando tuvo ‘‘la suerte de entablar comunicación con Slim, para quien el proyecto resultó muy familiar porque era una casa que conocía al dedillo. Tuvo la sensibilidad de ver esto no sólo como una colección”. Para la familia Tovar y de Teresa resultó ‘‘una sorpresa gratísima” que por voluntad de Carlos Slim la colección y el inmueble trasciendan, ‘‘una preocupación que seguramente a Guillermo lo afligía”.

Lucina Jiménez, titular del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), dijo que para la institución será un privilegio colaborar en la conservación del ‘‘enorme patrimonio que la casa alberga”, desde obras originales de Sor Juana Inés de la Cruz hasta mecanoescritos comentados por el escritor colombiano Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura 1982, además de pinturas virreinales y del siglo XIX.

A la inauguración del Museo Casa Guillermo Tovar acudieron Alfonso Suárez del Real, titular de la Secretaría de Cultura del gobierno de la Ciudad de México, quien, al lado de Guillermo Tovar, emprendió acciones para ‘‘el reposicionamiento” de la colonia Roma, y Rafael Tovar López Portillo. El recinto tendrá una cafetería, Las Abejas, a cargo de Leonora Tovar López Portillo, especialista en repostería.

La Casa Guillermo Tovar (Valladolid 52) se puede visitar diario de 10:30 a 19 horas. Entrada gratuita.

 

Esta nota originalmente se publicó en La Jornada

Compartir

Dejar respuesta