Antes de que comience la temporada de la Liga Mexicana de Beisbol, los Diablos Rojos del México inaugurarán el estadio Alfredo Harp Helú, el 23 de marzo, enfrentando a los Padres de San Diego… O mejor dicho, a un equipo de prospectos vestidos como los Padres.

El Sindicato de Jugadores de Grandes Ligas no permitió otro encuentro adicional a las tres series que se llevarán a cabo en Monterrey. Alfredo Harp Helú es propietario de un porcentaje de la novena ligamayorista, lo que ayudó para que —al menos— los prospectos enfrenten al conjunto capitalino durante un día muy importante para el club.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta