El líder opositor anuncia que el 23 de febrero ingresará la ayuda al país, aunque no entró en detalles de cómo se llevará a cabo ante el rechazo del gobierno de Nicolás Maduro

CARACAS.- El líder opositor Juan Guaidó, a quien muchos países han reconocido como presidente interino de Venezuela, fijó el 23 de febrero como el día para el ingreso de una anunciada ayuda humanitaria.

«El 23 de febrero será el día para que ingrese la ayuda humanitaria en Venezuela», dijo Guaidó en su discurso ante una multitud de opositores, concentrados en el este de Caracas para exigir a las fuerzas armadas dejar entrar la asistencia.

El opositor llamó el martes a sus simpatizantes a unirse a una gran red de voluntariado para ayudar en la distribución de los suplementos, que son acopiados en la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta y la brasileña Roraima.

Asimismo, informó que el estado brasileño de Roraima suma desde hoy otro centro de acopio de ayuda humanitaria para Venezuela y adelantó que habrá otros dos más, aunque no precisó dónde.

Desde la semana pasada la ciudad colombiana de Cúcuta almacena donaciones hechas por ese país y Estados Unidos para Venezuela, donde, según cifras de Guaidó, hay cerca de 300 mil ciudadanos en riesgo de muerte y 2 millones en crisis por enfermedades.

Guaidó reiteró su llamado a los militares para que desoigan a Maduro y permitan la entrada de la ayuda.

«Tendrán algunos días para ponerse del lado de la Constitución y de la humanidad para permitir el ingreso y el acceso», comentó.

El presidente Nicolás Maduro califica a Guaidó de «títere» de Estados Unidos que busca derrocarlo para apoderarse de la riqueza petrolera y afirma que la ayuda humanitaria no es más que un show que busca ocultar la injerencia de Washington.

Descarta guerra

Guaidó aseguró este martes que «no va a existir» una guerra en Venezuela.

«Ustedes (en el oficialismo) hablan de una supuesta guerra que no va existir (…) ¿quién estaría dispuesto a ir a la guerra si (el gobernante Nicolás Maduro) ni no tiene siquiera el respaldo y el respeto de sus vecinos y el mundo?», dijo Guaidó al término de una manifestación en Caracas.

Desde el oficialismo, Maduro y el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, han insistido en varias ocasiones en que hay un riesgo de que en Venezuela haya una guerra y han asegurado que, si hubiera una intervención exterior, el país sería «un Vietnam latinoamericano» para Estados Unidos.

Para Guaidó, «esa amenaza de falsa guerra es para intimidar», aunque no a sus simpatizantes pues saben «que no existe».

«Así que no, no es cierto, cuando, el 90 % de la población quiere cambio no hay quien detenga ese elemento», subrayó Guaidó.

Por eso, se preguntó también «quién estaría dispuesto a inmolarse por un tipo que no protege a nadie, quien estaría dispuesto a ir a la guerra por una persona que no goza del respaldo popular»

«¿Quién se va a inmolar por maduro? Nadie, absolutamente nadie. Mientras nosotros estamos reclutando voluntarios (para repartir la ayuda humanitaria). Ya se han registrado en menos de 24 horas 250 mil voluntarios», apostilló Guaidó.

Estanota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta