Ubicado en el corazón de CdMx e inaugurado en 1907, festejará su aniversario con música de Juventino Rosas y Chopin.

El tiempo retrocederá tal y como sucedió hace 112 años en el Palacio Postal, ya que se volverán a escuchar los acordes del vals “Carmen”, que el compositor mexicano Juventino Rosas le regaló a doña Carmelita Romero Rubio, esposa del entonces presidente Porfirio Díaz.

El la inauguración del inmueble, que tuvo lugar el 17 de febrero de 1907, se interpretó la obra que Juventino Rosas compuso en 1893, aunque él ya no pudo presenciar esa gran gala, pues la muerte lo sorprendería en 1894.

Para celebrar ese aniversario, el 15 de febrero tendrá lugar una ceremonia cultural conmemorativa, dice Gamaliel Gallegos, gerente de información y difusión del Servicio Postal Mexicano, en entrevista con M2.

“Vamos a tener una ceremonia de cancelación de un timbre postal, con un diseño que hace referencia justamente al Palacio. Tendremos la reinauguración de las salas de exhibición que fueron sometidas a algunos trabajos de restauración, luego de los sismos de 2017, debido a que presentaron daños menores, pero que sí tenían que ser reparados”, afirmó.

Gallegos adelantó que tendrán un concierto con las piezas musicales que se interpretaron en la ceremonia de apertura hace más de un siglo: “Se tocará Carnaval, de Carlos J. Meneses; Polonesa Heroica, de Federico Chopin; el Himno Nacional mexicano; Sobre las olas y Carmen, de Juventino Rosas”.

El Palacio Postal fue un encargo del entonces presidente de México Porfirio Díaz, para el arquitecto italiano Adamo Boari, así como para el ingeniero mexicano Gonzalo Garifa.

Gallegos explica que el edificio fue uno de los primeros en contar con elevadores —el primero fue Palacio Nacional—. Hasta 1928 se implementó el sistema de electrificación; antes de eso, trabajaban con la luz del día, pues no usaban velas para evitar cualquier siniestro.

Una de las características que lo distingue, además de su armonía arquitectónica y de su reloj monumental traído de Alemania, es el mármol italiano Portoro, el cual ya no existe y esta edificación es la única en México que lo tiene como parte de su diseño.

A pesar de que en la llamada Quinta Casa de Correos se ha perdido la costumbre de enviar cartas, actualmente sigue en funciones, ya que las personas recurren todavía a este lugar ubicado en la esquina de la calle de Tacuba y el Eje Central Lázaro Cárdenas para enviar paquetes, pues el Servicio Postal tiene una cobertura de 98 por ciento en todo el país, a diferencia de las empresas de paquetería.

Este inmueble, que se puede visitar y hasta recorrer algunos de sus espacios que se han convertido en salas de museo, fue construido bajo los lineamientos europeos del siglo XIX, con un estilo ecléctico. El Palacio Postal, desde hace 112 años, está en funciones y ofrece visitas guiadas por sus instalaciones.

Luis Guevara, responsable de la Biblioteca del Palacio Postal, precisa las funciones del inmueble de más de 3 mil metros cuadrados de construcción: “La planta baja ofrece los servicios de mensajería y, en la parte superior, el museo, que tiene información sobre la historia del correo; tenemos ahora una exposición temporal donde se muestra pintura, así como un programa muy atractivo de actividades culturales”.

La biblioteca del Palacio Postal resguarda también diversos volúmenes sobre la historia del correo en México y en el mundo.

Asimismo, la edificación muestra un mural que realizó el artista Pablo Magaña con miles de estampillas postales de diversas épocas: “Es un mural que se llama La Tarasca, donde aparece a una mujer indígena tarasca junto a una de las pirámides de Teotihuacan, el símbolo del Dios Quetzalcóatl”.

El Museo del Palacio Postal, que es totalmente gratuito, se puede visitar de lunes a viernes de 10 a 14:30 horas.

Postales

Responsables reportaron que el año pasado concluyó con más de 500 millones de piezas postales enviadas.

Envíos

Sobres, postales, estados de cuenta, mensajes publicitarios y paquetes de todos los tamaños son enviados a todo el país.

Carga

En cuanto a su peso, el paquete más grande que se puede enviar es de aproximadamente unos 40 kilos.

Alcance

El Servicio Postal Mexicano llega hasta donde empresas de paquetería no logran realizar el servicio, pues tiene una cobertura de 98 por ciento del país.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta