Con el fin de purgar una de las crisis más graves que enfrenta la Iglesia católica, el papa Francisco llamó a una reunión con todas las conferencias episcopales para analizar las acciones que emprenderán contra el abuso de menores, que, solo en México, ya suman 152 sacerdotes suspendidos o encarcelados por este delito.

El arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Rogelio Cabrera López, informó que la reunión se llevará a cabo del 21 al 24 de febrero en el Vaticano y ahí todos los presidentes de las conferencias reportarán la situación de su país en este tema.

“Tenemos obligación todos los obispos de México de dialogar, de entender, de superar y de castigar todo aquello que vaya contra menores o de adultos vulnerables.

“En lo que va de estos últimos nueve años han sido retirados del ministerio 152 sacerdotes, algunos por el tamaño de la culpa han tenido que ir a la cárcel, algunos ya compurgaron la culpa y otros están todavía haciéndolo”, indicó Cabrera López.

No obstante, dijo, no se tiene una estadística de las víctimas y reconoció que es una tarea pendiente para poder informar a la sociedad la situación real.

“En México no hay un centro de recopilación de información, porque cada obispo es el que enfrenta estos problemas. Yo espero que muy pronto tengamos el conteo para hacerlo saber también a la sociedad.

“Es deber nuestro decir cómo están las cosas en México. Nosotros esperamos que después de las medidas que la Iglesia ha puesto de mayor exigencia o de tolerancia cero disminuyan los casos de delitos y también que los obispos se pongan las pilas para poner en orden estas situaciones”, apuntó.

Debido a que recientemente a escala internacional ha surgido también una nueva polémica sobre las monjas y religiosas que han sido abusadas sexualmente por clérigos, el arzobispo les pidió informar sobre esta situación, aunque aclaró que en Monterrey no ha recibido algún caso de este tipo.

“En Monterrey yo no he recibido ninguna queja de ninguna religiosa, pero tratamos de escudriñar cómo está primero el asunto de menores y desde luego si alguna religiosa en México o aquí en Monterrey ha sido molestada por algún clérigo tiene el deber de informarnos a nosotros”, concluyó.

Hay más casos, asegura Athié

El ex sacerdote Alberto Athié estimó que pueden ser más de 152 los clérigos suspendidos por abusos y pederastia, al referir que tan solo en Monterrey, Ciudad Juárez y CdMx se investigan unos quince casos más.

En entrevista con Alma Paola Wong para MILENIO Televisión, Athié señaló que los casos no deben quedar como un secreto en la sede pontificia.

“No se tiene que quedar al interior de la Iglesia, sino que las denuncias deben proceder de manera civil también”, aseguró.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta