En los últimos meses, siete directores ejecutivos, de compañías como Mass Mutual, Red Hat, Basecamp y Eventbrite, dijeron a CNN que su propósito es dormir de 7 a 8 horas.

Muchos líderes empresariales te dirán que no duermen lo suficiente, pero la mayoría de los gerentes o directores ejecutivos no admitirán que llegan al trabajo un poco distraídos, menos creativos y más proclives a tener una actitud abusiva con sus equipos. Esos son los efectos que puede tener dormir menos de 7 a 9 horas por noche.

Un estudio descubrió que una persona que está despierta durante 19 o 20 horas (es decir, alguien que duerme de 4 a 5 horas por noche) realiza las tareas como alguien que está, de acuerdo con la definición legal, ebrio. Otro estudio descubrió que si duermes 6 horas por noche durante 10 días, para el decimoprimer día tu desempeño se verá tan afectado que alguien que pasó toda la noche despierto.

El investigador del sueño Christopher Barnes, docente en la Foster School of Business de la Universidad de Washington, ha realizado estudios que encontraron que los ejecutivos privados de sueño exhiben menos autocontrol emocional. Eso hace que sea más probable que se comporten de forma abusiva hacia los subordinados, lo que a su vez puede reducir la satisfacción en el centro laboral.

«¿Los CEOs que duermen 6 horas se desempeñan de manera óptima? No. Y no se trata solo de la efectividad, también se trata de la eficiencia. Cuando duermes poco, eres ineficiente. ¿Por qué tratar de hervir el agua a fuego medio cuando puedes hervirla a fuego alto?», dijo concluyente el neurocientífico Matthew Walker, autor de Why We Sleep.

190114111602-sleep-executive2-exlarge-169.jpg
Martina Bender-Scheel, directora de talento y cultura en Deloitte en Suiza, dice que dormir más la ha hecho más productiva en el trabajo y más resistente en el trabajo. (Cortesía de Deloitte)

La mayoría de los expertos del sueño estiman que apenas el 3% de la población está programada genéticamente para funcionar bien con menos de 6 horas de sueño, comenta Els van der Helm, investigadora del sueño y cofundadora de Shleep, que ofrece programas de sueño para clientes corporativos.

Crece la conciencia

Parece que los CEOs y otros líderes se están dando cuenta de lo vital que es el sueño para su capacidad rendir al máximo, incluida su capacidad de concentración. The Potential Project, una firma de investigación y capacitación de liderazgo, entrevistó a 250 directivos de compañías Fortune 500. Un total de 200 de ellos dijeron que duermen de 7 a 8 horas.

En los últimos meses, siete directores ejecutivos, de compañías como Mass Mutual, Red Hat, Basecamp y Eventbrite, dijeron a CNN que su propósito es dormir de 7 a 8 horas.

Mientras tanto, otros ejecutivos también están comprendiendo los beneficios del sueño y no solo procuran dormir más horas, sino también con mayor calidad haciendo más ejercicio y practicando rutinas consistentes a la hora de acostarse. Eso incluye irse a la cama a la misma hora todas las noches y mantener su teléfono y otros dispositivos fuera de alcance.

190114111541-sleep-executive1-exlarge-169.jpg
Comprometido con al menos 7 horas de sueño nocturno, Filippo Rossi, socio principal de McKinsey & Company, dice que se ha vuelto aún más atento con sus clientes y ha visto una mejora en su salud.(Cortesía de McKinsey)

Martina Bender-Scheel, la directora de talento y cultura de Deloitte en Suiza, solía dormir de 5 a 6 horas por noche durante la semana y una hora más los fines de semana.

¿Los CEOs que duermen 6 horas se desempeñan de manera óptima? No, no lo hacen. Y no se trata solo de la efectividad, también se trata de la eficiencia. Cuando duermes poco eres ineficiente

Mathew Walker, neurocientífico y autor de Why We Sleep

«Me levantaba temprano para preparar a los niños y alistarme para el día, ir a trabajar y, por la noche, tratar de estar en casa para la cena, acostaba a los niños y luego me ponía en la computadora hasta después de la medianoche», contó Bender-Scheel en un correo electrónico. Ahora duerme al menos 7 horas cada noche entre semana y trata de tener una hora más los fines de semana.

«Siento una gran diferencia. Soy capaz de hacer más cosas durante el día ya que puedo concentrarme mejor y pensar más claramante. También tengo resultados más creativos cuando tengo que resolver problemas complejos. Mi capacidad de resistencia emocional es mayor. Y me río más», dijo.

Filippo Rossi, socio de McKinsey & Company, también ha pasado de dormir 6 horas por noche a como mínimo 7.

190114111615-sleep-executive3-exlarge-169.jpg
John Bowers, CEO de JCC Bowers, todavía duerme 5 horas por noche, pero esto representa un avance en comparación con el periodo antes de ser hospitalizado por agotamiento. (Cortesía de JCC Bowers)

«Paso la última hora antes de irme a dormir leyendo o hablando con mi familia, paseando al perro o bañándome. Cuando estoy en mi computadora después de la cena, inmediatamente me doy cuenta de que es difícil conciliar el sueño y permanecer dormido», dijo Rossi.

Además de sentirse mejor, él cree que sus clientes también se benefician de que duerma más. «¿Quién quiere pagar por un consultor a medio gas? Mi trabajo requiere una mente ágil y rápida y una presencia continua, por lo que tomé la decisión de usar el sueño como una ventaja estratégica para recuperarme más y rendir al máximo con la mayor frecuencia posible», apuntó.

John Bowers, CEO de JCC Bowers, una compañía que creó una aplicación para controlar dispositivos electrónicos, ha tenido que disciplinarse a la hora de dormir. Su llamada de atención llegó cuando llegó al hospital por agotamiento después de dormir solo 4 horas durante tres días.

Con equipos en varios continentes, Bowers solía despertarse varias veces por la noche para atender las solicitudes entrantes, dijo. No más. Ahora suele irse a la cama a las 23 horas y consigue unas 5 horas de sueño.

Dice que aún piensa en el trabajo mientras duerme, pero cree que la calidad de su sueño lo está ayudando a resolver problemas de manera creativa. «Es una mejora sustancial con respecto a antes», dijo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta