Empresarios españoles dieron a conocer su intención de invertir en la construcción del nuevo Puerto de Salina Cruz, dentro del Proyecto de Desarrollo del Istmo anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

José Luis Ábalos, ministro de Fomento del gobierno de España, confirmó lo anterior durante una reciente reunión con el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, en la Ciudad de México.

Antes, Ábalos estuvo en Oaxaca y sostuvo una entrevista con el gobernador Alejandro Murat, ante quien expuso el interés de empresarios y gobierno español en participar en el nuevo desarrollo del Puerto de Salina Cruz.

El puerto oaxaqueño es estratégico porque es punto de partida y destino del corredor transítsmico, junto a Coatzacoalcos (Golfo de México), uno de los proyectos de infraestructura más importantes de la 4 transformación que para el año 2020 pretende competir con el Canal de Panamá en el transporte transoceánico de mercancías. El megaproyecto de Tehuantepec incluye la renovación de los dos puertos marítimos, la modernización de la línea de ferrocarril que los une (308 km) y de la red de carreteras aledaña. La inversión pública inicial es cercana a los 8,000 millones de pesos.

El interés de España en Salina Cruz ya se puso sobre la mesa en la visita del gobierno de Oaxaca al Ministerio de Fomento el pasado mes de diciembre en Madrid. “El actual (puerto) es de poco calado y de uso limitado, por lo que el gobierno mexicano pretende construir uno nuevo y ya expresó su voluntad de colaboración para su construcción y la posterior concesión”, informó Fomento en un comunicado.

José Luis Ábalos viajó en la tarde del martes a Oaxaca donde firmó un Memorando de Entendimiento entre el Reino de España y el estado de Oaxaca. El documento contiene acuerdos de asesoría en materia portuaria “concretamente para el desarrollo del nuevo puerto de Salina Cruz”, según adelantan desde el gobierno estatal.

“El acuerdo incluye intercambio de expertos, ayuda en la preparación de proyectos e intercambio de información.”, según las mismas fuentes. De este modo cobra más sentido la presencia en el viaje de Carmen Librero, presidenta de INECO, empresa de consultoría de ingeniería civil perteneciente al Grupo Fomento.

Queda por aclarar si la intención es que el Grupo Fomento entre a las licitaciones o su papel se limitará a gestos de cooperación y buena voluntad (como el memorando firmado) que puedan abrir las puertas al sector privado ibérico.

Los detalles del acuerdo firmado en Oaxaca están por desarrollarse, pero también incluirá colaboración en asuntos de tráfico aéreo y de movilidad en la capital del estado. En esta reunión con el gobernador Alejandro Murat y los secretarios estatales de Turismo, Economía e Infraestructura, el ministro Ábalos conoció los proyectos de primera mano para empezar a diseñar las líneas de colaboración.

El gobierno español también ha mostrado su interés en participar en la construcción del Tren Maya, con un recorrido total de 1,525 km y un coste estimado de 130,000 millones de pesos, con financiación pública y privada, y de participar en el Programa de Infraestructura de Carretera, que pretende atender 5,500 kilómetros de vías en todo el país y contará con una inversión pública de 76,000 millones de pesos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Lapolíticaonline

Compartir

Dejar respuesta