El representativo surcoreano superó por marcador de 2-1 a Bahréin para ubicarse entre los ocho mejores equipos del torneo

ABU DABI.- Tottenham echará de menos a Son Heung-min varios días luego que el volante se destacó en la victoria que catapultó a Corea del Sur a los cuartos de final de la Copa Asia.

Corea del Sur, subcampeón de la edición de 2015, es uno de los favoritos para llevarse el título, pero tuvo que emplearse a fondo al derrotar el martes 2-1 a Bahréin en un alargue en los octavos de final.

El suplente Kim Jin-Su anotó su primer gol internacional al final de la primera parte de la prórroga para darle el pase a los surcoreanos. El zaguero, que había entrado apenas 10 minutos antes, facturó con un cabezazo picado al segundo palo tras el centro de Lee Yong.

Lee también asistió en el primer gol de Corea del Sur con otro centro tras ser habilitado por Son. El arquero de Bahréin Sayed Shubbar Alawi pudo manotear el centro, pero lo dejó a los pies de Hwang Hee-chan, quien lo empujó al fondo.

Bahréin se convirtió en el primer equipo en anotarle un gol a Corea del Sur en el torneo cuando empató el marcador a 13 minutos del final.

Hong Chul desvió en la raya un remate de Mahdi Alhumaidan pero Mohamed Saad Alromaihi apareció para empujar el rebote al fondo de la red.

Todo se le complicó más a Bahréin cuando Alawi se lesionó cerca del final del tiempo reglamentario. El arquero intentó seguir, pero debió ser reemplazado por Abdulkarim Fardan, quien nunca había disputado un partido en un torneo internacional.

Corea del Sur se las verá ahora con el ganador del duelo entre Catar e Irak, que se medían a segunda hora por la última plaza en los cuartos de final.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta