La portavoz de la Cancillería, Hua Chunying, hizo estas declaraciones en reacción a informaciones de prensa que dicen que EU permitió a empresas militares exportar tecnología para ayudar a Taiwán a construir sumergibles

Empresas de Estados Unidos, Europa, Japón e India han mostrado interés por involucrarse en el proyecto, señalan esas noticias.

China se opone a que otros países vendan armas y mantengan cualquier tipo de relaciones militares con Taiwán.

La vocera instó a dichos países a respetar el principio de una sola China y no permitir que sus empresas tomen parte de ninguna forma en el proyecto.

«Las naciones deben abandonar cualquier tipo de vínculo militar con Taiwán y abordar los asuntos relacionados con Taiwán de forma apropiada y con cautela para evitar poner en grave peligro las relaciones con China, así como la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán», agregó.

La comunidad internacional aprobó una resolución en 1971 que considera a la República Popular China el único representante legítimo ante las Naciones Unidas y reconoce a Taiwán como parte inalienable de esta nación asiática.

Para avanzar hacia la completa reunificación del territorio nacional, Beijing defiende también la política de Un país, dos sistemas, aplicado en las regiones administrativas de Hong Kong y Macao.

Sin embargo, los dirigentes de Taipéi se niegan a aceptar ese status.

Taiwán busca realizar un proyecto de fabricación propia de buques para aumentar su capacidad de autodefensa, luego de que Estados Unidos se comprometio a vender desde hace varias décadas ocho buques, pero no ha hecho honor a ese compromiso.

La presidenta Tsai Ing-wen asistió este martes a los ejercicios de prevención de ataque aéreo en la base Jiashan y aprovecho para señalar que la fuerza de «la defensa nacional es la clave para la seguridad nacional”, por lo que a fin de apoyar la fuerza militar del ejército, no solo se seguirá aumentando cada año el presupuesto militar sino también la fuerza de las tropas, indicó la radio RTI.

Una constructora y un diseñador de buques firmaron en 2017 un memorando de entendimiento con las fuerzas navales del Taiwán para construir conjuntamente submarinos, como parte de los esfuerzos del Gobierno de desarrollar una industria de defensa nacional independiente.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta