Con el hashgtag #AsiNoAmlo la sociedad tapatía convoca, a través de redes sociales, a una marcha en protesta por el desabasto de combustible, hoy a las 10 horas en la Glorieta Minerva. Los organizadores instan a los manifestantes a vestir de color negro.

Por su parte, el secretario general de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza exigió que Pemex “de la cara” a los jaliscienses, porque no ha cumplido con sus acuerdos sobre la distribución diaria de 15 millones de litros del hidrocarburo. Se estableció que enviarían 94 mil barriles, pero sólo ha llegado la mitad.

“Ante la evidente crisis que estamos viviendo, el gobierno de Jalisco exige que Pemex y el delegado federal en esta entidad den la cara a los jaliscienses y comiencen a informar lo que está ocurriendo, a los ciudadanos. La actitud omisa, silente, opaca de las autoridades de Pemex. Ya inocultablemente es una situación de crisis”, expresó Ibarra Pedroza.

El coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico, Alejandro Guzmán, advirtió que el ciclo de producción alimentaria en la entidad ya se afectó.

“El problema con el desabasto de combustible en el estado y sus regiones es que los ciclos productivos ya comenzaron a retrasarse. No es solamente entregar las mercancías a diferentes establecimientos o comercios, es también el ingreso de las materias primas a los centros de producción, ya se empezaron a retrasar varios días. Al principio no vimos la afectación porque las empresas tenían inventarios.

En el momento en que se van agotando los inventarios de productos, en ese momento se tiene que seguir produciendo, esa producción ya comenzó a retrasarse porque las materias primas tampoco están llegando a tiempo”, explicó Guzmán.

El funcionario insistió en que el gobierno federal debió definir un plan de distribución antes de cerrar el ducto.

“Debieron pensar en el problema logístico para transportar el combustible. Nosotros no vamos a realizar funciones que les corresponden a ellos. La zona de afectación está expandiéndose a un área cada vez mayor del estado. Estimamos que el desabasto se ha incrementado de un 20 a un 50%.  Algunas de las poblaciones más afectadas  son: Ameca, Tala, Acatlán, Lagos de Moreno, Tepatitlán, regiones que dependen de la producción agrícola.

Tequila, Chapala, Tapalpa y Mazamitla, municipios turísticos, se han visto afectados por la baja afluencia de visitantes que probablemente quieran ahorrar combustible en lugar de ejercer turismo.

Amacueca, Juchitlán, Tecolotlán, Poncitlán, Unión de Tula, Tototlán, Colotlán han reducido al mínimo el uso de vehículos, afectando servicios como la seguridad y reservar gasolina sólo para urgencias.

El Grullo, San Juan de los Lagos, Tepatitlán y Arandas, que están en vísperas de sus festividades locales y que dependen de los visitantes para mantener su economía, temen graves afectaciones también”, lamentó el coordinador.

En la zona poniente de Guadalajara el desabasto llega incluso a 70%.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta