Consultores condenan que los dueños de las estaciones de servicio pasen el costo de logística al consumidor final

CIUDAD DE MÉXICO.- En la Ciudad de México, la gasolina magna alcanzó un precio máximo de 21 pesos en una estación de servicio, mientras que la premium se comercializa a 22.12 pesos y el diesel en 21.25 pesos por litro, en su rango más alto.

Según especialistas, esto tiene que ver con el precio que Pemex otorga a los gasolineros, en el cual ya se toma en cuenta el costo de logística y la referencia internacional.

Esta semana se registraron los topes más altos en los precios del crudo en los mercados internacionales, lo cual repercute directamente en los productos refinados, como las gasolinas y el diesel.

De acuerdo con datos de la consultora Petrointelligence, este viernes la gasolina Magna y Premium alcanzaron un promedio de 19.63 y 21.05 por litro, y el diesel, 20.69 pesos.

Al compararlos con el viernes pasado, hubo una reducción marginal de 0.05%, equivalente a menos 0.01 centavos, en el caso de la Magna, mientras que la Premium aumentó 0.05% y el diesel 0.19%, es decir, 0.01 y 0.04 centavos más, respectivamente.

Tanto Petrointelligence como la Comisión Reguladora de Energía (CRE) registraron en la estación de servicio 0156, ubicada en Calzada de La Ronda No. 162, en la alcaldía de Cuauhtémoc, el precio más alto de la Magna, a 21 pesos por litro, lo cual significó un aumento importante en medio de la crisis de desabasto, mientras el costo mínimo fue de 18.34 en Iztacalco.

Gonzalo Monroy, director de la consultora petrolera GMEC, dijo que parecería que los gasolineros han comenzado a pasar mayores costos “al usuario final, y eso es lo que ya no se podía hacer. El Presidente dijo claramente que la gasolina ya no iba a aumentar. Si la están aumentando en un momento de crisis como este, no está bien, legalmente no está bien, y moralmente también está muy mal”.

En el caso de la gasolina Premium, el precio más alto fue de 22.12 pesos por litro en la alcaldía de Venustiano Carranza, con un mínimo de 16.46 pesos, mientras que el diesel alcanzó el rango más alto, de 21.25, en Iztapalapa y el más bajo de 18.87 pesos en Iztacalco.

MERMAN AHORROS

Los recursos que se recuperan en el combate al robo de hidrocarburos podrían mermarse por los altos costos logísticos para moverlos en pipas, por lo que el beneficio para la nueva refinería, como pretende el gobierno federal, sería mínimo, alertó Lenny Rodríguez, director de Petróleo Global de S&P Global Platts.

Aseveró que no se sabe cuánto tiempo más será sostenible la logística actual, pues los costos son mucho más altos. Según la CRE, el transporte por pipas es 14 veces más caro que en ductos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta